Sobre el transporte colectivo

El argumento del Sr. Presidente de CUTCSA minimizando el problema del maltrato, la ordinariez e incivilidad de algunos de los empleados de la compañía no puede admitirse como una excusa. Es una herramienta válida a la hora de encarar el problema y su solución, pero en ningún caso en que estén en juego la dignidad, el honor y el bienestar de las personas puede ser una excusa la cuantificación que intenta minimizar el problema o dar a entender que no es importante. Si como dice él, el problema se reduce a 50 personas de 5000, bueno, tanto mejor, que lo resuelva rápidamente, ya que es tan insignificante. Es el mismo caso de las tan mentadas estadísticas sobre seguridad. Si el índice de criminalidad nos pone (al Uruguay) a la cola de la lista, esa no pude ser la excusa para la inacción o las acciones débiles, inconsistentes, erráticas o ilegales. El problema lo sufrimos NOSOTROS, y si resulta cuantitativamente en una fracción del volumen que tiene por ejemplo en México, no olvidar que esa fracción representa para nosotros el 100% de nuestro sufrimiento. Ni más, ni menos.

Abrazo,

Germán

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: