Gobierno presenta avión multipropósito en sociedad, pero la polémica no cesa

El avión multipropósito arrastra cuestionamientos desde el principio… y suma nuevos

El ministro de Defensa Nacional, Jorge Menéndez, y el comandante en jefe de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU), general del aire Alberto Zanelli, presentaron ayer en sociedad el nuevo avión multipropósito del Estado. La aeronave quedó pronta después de una serie de trabajos que se le realizaron en Argentina, donde, entre otras cosas, se le incorporó una camilla sanitaria.

Antecedentes

La compra generó polémica desde que trascendió. En primer lugar, si bien desde el comienzo las autoridades definieron al avión como multi-propósito, la oposición puso el foco en uso por parte del primer mandatario y cuestionó que, en el actual contexto de restricciones fiscales, Uruguay necesitara una avión presidencial.

Segundo, se advirtió sobre el vínculo entre el presidente Tabaré Vázquez y el empresario Carlos Bustin (titular de Autolíder SA), propietario de la aeronave, que inicialmente ofreció la venta del aparato mediante el mecanismo de compra directa.

Y cuando terminó instrumentándose una licitación, se alegó que esta había sido estructurada de tal manera que sólo la empresa oferente de esa nave pudiera ser la adjudicataria.

La oposición envió varios pedidos de informes al Ministerio de Defensa Nacional (MDN), citó al Menéndez a comisiones del Parlamento y hasta lo interpeló en el Senado.

La defensa de Menéndez

Ayer, durante el acto oficial –que se llevó a cabo en la Brigada Aérea Nº1 de la Fuerza Aérea Uruguaya (FAU)- Menéndez recordó todas las objeciones y subrayó que no hubo ilegalidades en el proceso.

(Audio Menéndez)
«Porque acá se ha hablado mucho. Entre otras cosas, que íbamos a tener que desarmar este avión y cortarlo para que entrara una camilla, un montón de hechos falsos. Que no se llegaba a los distintos lugares del país, que este avión ya era de la Fuerza Aérea. Y aún se sigue, aún se sigue. No importa. El objetivo es positivo. El destino y el objetivo no es la Fuerza Aérea, no es el Ministerio de Defensa, no es la Presidencia de la República. Es la sociedad uruguaya que merece tener esto a su servicio».

Además del debate político, el avión tuvo ocupado al Tribunal de Cuentas de la República, que observó varias veces la operación hasta que el camino quedó despejado en febrero de 2017 cuando el ministro Miguel Aumento (frenteamplista) reemplazó al renunciante Oscar Grecco.

A partir de las primeras actuaciones del TCR fue que el gobierno modificó su decisión inicial y abrió una licitación pública. Eso fue destacado ayer por Menéndez: dijo que en 19 compras de aviones desde 1973 hasta la fecha, este caso constituyó la cuarta licitación pública.

El ministro también retomó el punto central de toda esta historia: ¿para qué se incorpora este avión?

¿Cómo es el avión?

Explicó que se trata de un C-29 Hawker de capacidad mediana que podrá tener un destino sanitario como medio de transporte de pacientes de un punto a otro del país, pero también de órganos para personas que requieran trasplantes.

Por otra parte, podrá servir en operativos de búsqueda y rescate. Y, también, podrá ser utilizado para el transporte de funcionarios o jerarcas de gobierno.

¿Qué otro elemento aclaró el ministro Menéndez? El costo. Se trata de una erogación de US$ 1.200.000 que incluye la nave, el mantenimiento por un año y la capacitación del personal militar que lo tripulará.
Por su parte, Zanelli despejó otra de las dudas: aseguró que no hay riesgo de quedar desabastecidos de repuestos y que está garantizado el funcionamiento por tiempo indefinido.

(Audio Zanelli)
«Desde el punto de vista de la estructura, es un avión que tiene numerosos representantes a lo largo y ancho del mundo. De hecho, nuestro taller de referencia, representante de la fábrica, está aquí en Buenos Aires. Los motores de este avión son de los más numerosos que existen en el mundo en la categoría de los Turbofán, y no existe ninguna comunicación oficial que nosotros tengamos conocimiento de ninguna especie que le esté poniendo fecha definitiva al apoyo de parte de lo que hoy son los responsables del sostenimiento del avión».

La nueva polémica

Pero el ministro y el comandante de la FAU reconocieron que los pilotos militares aún no completaron su entrenamiento.

Esto implica que si hoy en día se requiere el uso de este avión, se lo debe pilotar con la supervisión de un representante de la empresa que lo vendió al Estado.

Así lo explicaron:

(Audio Zanelli)
«En el proceso se formaron cinco pilotos y dos mecánicos. Esa formación está finalizada. Con respecto al entrenamiento de la tripulación, estamos en una etapa de familiarización y de entrenamiento, valga la redundancia, que está muy próxima a terminar. La aeronave ya está volando. Está volando en todo el país supervisada por un piloto de la empresa y en estos días estamos finalizando esa etapa también, al menos para parte de las tripulaciones. El avión está en condiciones, pronto para cumplir misiones si le son requeridas».
-¿Si hubiera una misión en este momento?
-Lo sacamos con las tripulaciones nuestras y la empresa.

Y es acá donde surge una nueva polémica. El diputado del Partido Nacional Pablo Abdala elevará un pedido de informes al MDN para conocer en qué consistió la capacitación a la tripulación y cuánto tiempo deberá operar la nave con el sistema mixto de conducción, con apoyo de profesionales de la empresa.

Abdala dijo a la producción de En Perspectiva que, además, estudia convocar nuevamente al ministro a la Comisión de Defensa para interrogarlo sobre este punto y si existió el pago de algún sobrecosto más allá del precio estipulado.

(Audio Abdala)
«Es un hecho que aparece ahora. Creo que es parte de lo que sería interesante que el ministro precisara, de qué manera, por lo tanto, va a operar y por cuánto tiempo en esas condiciones, cuándo estarán los pilotos definitivamente en condiciones de operarlo. Y no descartamos, por supuesto, generar una nueva instancia parlamentaria con el ministro de Defensa Nacional porque la convocatoria a comisión que se cumplió en diciembre a nuestro juicio fue confirmatoria y ratificatoria que las cosas se hicieron muy mal».

Por lo pronto, la aeronave ya fue puesta en funciones y está a disposición del gobierno. Puede transportar un paciente y personal médico, o una delegación oficial dentro del país o en la región y recorrer la distancia entre Montevideo y Artigas en 50 minutos. Su autonomía de vuelo es de cinco horas y media, y puede recorrer unos 3.300 kilómetros de distancia.

Ayer, cuando hizo uso de la palabra en la ceremonia, el ministro de Salud, Jorge Basso, destacó que el avión estará a disposición del Estado en un momento en que Uruguay tiene «una epidemia de accidentes en todo el territorio nacional». «Eso nos exige ser más efectivos en las respuestas», añadió Basso.

***

Producción: Alejandro Rodríguez

Gastón González

Notas Relacionadas

2 Comentarios

  • Creo que es una buena nota. Creo que el diputado Dr. Pablo Abdala efectua preguntas obvias. Es natural que el personal necesite entrenamiento y que la compra de complejos equipos como aeronaves puede tener sobrecosto.
    Para opinar con propiedad tendría que ser piloto o jefe de mantenimiento de ese tipo de aeronaves, lo que seguramente no lo es.
    En concreto, más allá de que sea una compra con ribetes discutibles, está bien realizada.
    Es poco simpática esa actitud de oposición a todo por ser oposición. Más allá de que ahí la «fuerza política» de gobierno recibe de su propia medicina.

  • El Sr. Luzuriaga erra doblemente en una apreciación: «(El Dr. Pablo Abdala) para opinar con propiedad tendría que ser piloto o jefe de mantenimiento de este tipo de aeronaves…»
    En primer lugar, el Dr. Abdala (como todos los legisladores) es un representante del Pueblo (Mandante – Jefe – del Presidente de la República y por ende del subordinado Ministro de Defensa). LO OBVIO es que ni el Mandante ni sus representantes tienen porqué ser especialistas en nada para opinar: son EL PATRON.
    En segundo lugar, y si no leemos mal la nota, el Dr. Abdala aún no opina: plantea PREGUNTARLE al Sr. Ministro sobre el tema del contrato adicional a la empresa proveedora por el que ésta pondrá pilotos capacitados a disposición del Poder Ejecutivo: ¿hubo llamado a precios o está incluido esto en la licitación (tan controvertida)? ¿Qué plazo y monto tendrá esta nueva contratación de empleados para servir al Estado? ¿Si hay un accidente y hay pérdida de bienes o vidas quién asume responder por dichos daños, el Poder Ejecutivo o la empresa privada? Etc., etc.

    OBVIAMENTE, luego de recibir las respuestas del Ministro y asesorarse con especialistas de su confianza, el Dr. Abdala (y los demás integrantes del Poder Legislativo) podrán formarse una opinión sobre esta nueva realidad (contratación de servicios personales) y aprobarla o desaprobarla. Esta es la función de CONTROL sobre los actos del Poder Ejecutivo que la Constitución le asigna al Poder Legislativo ( y de paso al tan depreciado Tribunal de Cuentas)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *