El periodismo, el deber y el hastío

Por Emiliano Cotelo ///

Por más vocación que usted tenga, por más que le guste el trabajo que realiza, seguramente usted pasa por días laborables que le resultan desagradables y hasta insalubres. Y puede darse que eso le ocurra no sólo en una jornada sino en varios días o, incluso, durante meses.

Bueno, el periodismo también tiene eso; no sé si se habían puesto a pensarlo.

Supongo que es fácil imaginar que a un periodista el trabajo le caiga mal si debe cubrir “in situ” ciertas noticias o situaciones, por ejemplo una tragedia con muertos, heridos y sangre, en el caso de un terremoto, un atentado o una guerra. Pero no sólo me refiero a esas hipótesis extremas. También el periodismo político puede pasar por estos trances. Lo digo por mi propia experiencia. Y de eso quiero hablarles hoy.

Dos temas

Hay dos temas que han estado insistentemente en la agenda nacional en las últimas semanas: la situación de Raúl Sendic y su eventual renuncia, y la postura del Gobierno uruguayo ante la crisis en Venezuela.

En realidad, ambos vienen de meses atrás: más de un año en el caso de Sendic y un poco menos en lo relativo a Venezuela. Durante todo este largo período nosotros, aquí, En Perspectiva, como nos ocupamos de la actualidad, sobre todo de la política, nos hemos sentido obligados a prestarles atención, ya fuera porque surgían nuevos elementos o por lo contrario, porque permanecían congelados cuando, por otro lado, parecía acuciante que se definieran de una buena vez.

El resultado, creo, ha sido un gran desgaste. Estoy seguro: muchos de nuestros oyentes se aburrían de que esos asuntos volvieran a ocupar espacio en el programa y otros, aunque estaban interesados en ellos, juntaban bronca por el bloqueo mismo en que estaban debido al manejo, difícil de entender, que de los dos han hecho sus responsables.

Bueno, quiero confesarles que esos sentimientos han sido también los míos.

Me indigna

A mí me indigna sacar la cuenta de todo el tiempo que hemos perdido, como sociedad, discutiendo sobre si Sendic tenía o no el título de licenciado en genética humana, sobre si eran correctas o no las compras que hizo con la tarjeta corporativa de Ancap, o en torno a las idas y venidas del Gobierno para juzgar de manera frontalmente crítica al Gobierno venezolano y su deriva hacia una dictadura.

Como periodista

Todo eso me molesta, para empezar, como director de este programa.

Porque, como el espacio que tenemos es limitado (cuatro horas), al volcarnos a esas cuestiones durante meses y meses dejamos necesariamente afuera otros hechos o personajes nacionales seguramente mucho más productivos y estimulantes, o por lo menos interesantes y necesarios como algunos de los tópicos de la política internacional que hemos descuidado.

Y también porque cada vez que volvemos, resignados, a estos dramas inconclusos, percibo en la audiencia una división inquietante, donde proliferan planteos muy agrios y agresivos, de un lado y del otro, dependiendo de qué pregunta haga yo en una entrevista o de cómo queda conformada la mayoría en La Mesa tal o La Mesa cual.

La profesión periodística requiere tener el cuero curtido para aguantar las reacciones negativas, en especial las hirientes, pero situaciones como estas que estoy comentando dan pie a ambientes singularmente tóxicos que terminan traspasando el mejor escudo que uno haya logrado construir.

Y como ciudadano

Me molesta, además, como ciudadano que soy. Sí. Por un lado, me parece triste para la tradición del Uruguay que como Estado no seamos capaces de hablar fuerte y claro sobre los desbordes de los herederos del chavismo y me pregunto cuáles son las razones de ese empecinamiento (que, como contrapartida, no consigue ninguna reacción positiva del Gobierno bolivariano y hasta termina en agresiones a autoridades nacionales). Y, por otro, veo perjudicial para la vida institucional del país que tengamos como vicepresidente de la República a una figura tan deteriorada y desacreditada. Me asusta, además, la cantidad de equivocaciones y descuidos que se cometen en los dos frentes y creo que eso habla mal de buena parte de la dirigencia del oficialismo, ya sea por falta de oficio o por la contaminación con otros intereses que terminan nublando la razón. Algo de eso planteaba ayer, desde su lugar como militante frenteamplista, Fernando Butazzoni cuando en La Mesa comparaba este panorama con un “laberinto” en el que su fuerza política estaría seriamente perdida e incapaz de encontrar la salida.

Y diría, incluso, algo más: ya me preocupa también el lado humano de Raúl Sendic, sometido al calvario en el que vive, cada vez más enredado. Es cierto que ello se debe a su propia responsabilidad -por sus comportamientos y por una acumulación increíble de errores a la hora de enfrentar las denuncias y realizar declaraciones a la prensa- pero no comprendo cómo no ha aparecido alguien de su entorno que lo aconsejara con autoridad y sabiduría. Por el contrario, todo indica que su gente cercana lo empuja a que, ante cada uno de los líos, siga atrincherándose, patinando y autodestruyéndose. Y mientras tanto, sus adversarios dentro del propio Frente Amplio (FA), lo empujan hacia el abismo, un día sí y otro también.

El deber y el hastío

Todo esto que estamos presenciando y sufriendo le hace mal al FA, le hace mal al Gobierno, le hace mal al sistema de partidos, le hace mal al país y nos hace mal a cada uno de nosotros como ciudadanos y como personas.

Y yo soy, también, una persona.

Por eso, por más que lo intento, no puedo quedarme simplemente en el papel del cronista que observa, recaba datos, informa, pregunta y analiza.

Cumplo con mi deber. Trabajo estos temas, sí, pero lo hago desde una posición de hastío y hasta de dolor. Y, paralelamente, pongo el mayor esfuerzo para que En Perspectiva no se hunda en el barro de estos terrenos pantanosos en los que debemos movernos. Y por eso hago todo lo posible por levantar la mira, dando lugar a otras realidades y reflexiones. Por ejemplo, yendo en busca de la historia de nuestro país, como haremos en la entrevista que viene a continuación, o advirtiendo sobre los desafíos demográficos que enfrenta el Uruguay a partir de la buena noticia de la prolongación de la expectativa de vida, que tratamos esta semana con Juan José Calvo, o abriendo los ojos a los avances de la robótica y la inteligencia artificial que están cambiándonos la vida y que compartimos todos los miércoles después de las 10 de la mañana. Creo que esos son enfoques mucho más enriquecedores y provechosos, para ustedes… ¡y para mí mismo!

***

Emitido en el espacio En Primera Persona de En Perspectiva, viernes 04.08.2017, hora 08.15

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

83 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Totalmente de acuerdo Emiliano,ya no soportamos como ciudadanos,mas estas polémicas. Infértiles, tomemos otros temas,y que Dios nos ayude a ellos( los venezolanos) y a nosotros

    Reply
  2. luis prudencio izaguirrr · Edit

    Gracias Emiliano por no decir «ES LO QUE HAY»
    Sino que puedo hacer para seguir la plena luz de este tiempo y mantenerla siempre sobre la mesa en actitud y hechos positivos. Siempre , siempre te acompañaremos con ese proposito. Gracias.

    Reply
  3. Alejandra Iribarren · Edit

    Tus palabras son el refjejo en muchos aspectos, de lo que nos pasa a muchos. Personalmente, soy una persona muy interesada en temas de actualidad y política. Lectora de estos temas, de noticias en los diarios por internet, y oyente de radio sobre estos temas; pero al llegar a estos 2 asuntos han logrado hartarme también. Y a desinteresarme totalmente, ya se trate del tema Sendic, o Venezuela, el hastío llegó al desinterés. Sobre estos temas, no me interesa más leer, escuchar y ni que hablar de intercambiar opiniones, porque es otro de los tantos temas en los que lamentablemente nos parecemos los uruguayos a fanáticos de un cuadro de fútbol. Gracias

    Reply
  4. Juan Carlos Bonavota · Edit

    Emiliano, no tengo facilidad de palabras para expresarme, pero gracias a tus expresiones, encuentro lo que justamente siento, veo y comprendo. Es así, día a día me cruzo con gente que comienza a hablar de ésos 2 únicos temas y con gritos y/o violencia porque sólo hay una verdad.
    Quizás dar un pequeño comentario, no más de 5 minutos en el programa, e informanos de otros temas, éstos ya cansaron y no agregan nada nuevo.

    Reply
  5. Emiliano, te entiendo porque me pasa lo mismo…..pero a la vez, si se deja de hablar de los temas, Sendic seguirá en su cargo y seremos testigos sin palabra del desastre de Venezuela. Además ante estás situaciones se conoce la cara de cada uno de los que actúa en política y los valores con que se maneja en su vida. Y eso no es poco importante. A pesar que las palabras en los seres humanos dicen poco de sus actos.

    Reply
  6. Como siempre, admiro tu «verba» y tu expresión sincera. No pienso ni siento exactamente como tú, aunque no estoy en tus antípodas. Como ex profesora de Historia y bastante paleolitica para la tecnología, cuando planteas que se va a tratar un tema tecnológico para el «futuro reciente», siempre pienso en cambiar de radio, pero termino atrapada por como TÚ tratas el tema. A esta altura creo que puedes transformar en interesante hasta la tabla del 2. Gracias!.

    Reply
  7. Leonor Fernández Vidal · Edit

    Yo le agradezco Emiliano el lograr darle a las situaciones q estamos viviendo la distancia para poder analizar la realidad.
    Como siempre claro,de frente, y un buen análisis de lo q todos estamos sintiendo ,observando los silencios o discursos a medias q a nadie sirven. Al contrario confunden y desprestigian sobre todo al partido del gobierno.

    Reply
  8. SUSANA PEREYRA PIRELLI · Edit

    Me alegro plenamente , Emiliano Cotelo…perdona pero era necesario esta opinión tuya , creo que como yo había muchos que nos planteábamos ¿ Por qué ?…porque no hablabas así , como lo haces hoy…? tienes una enorme trayectoria…y no podías…no debías permanecer callado…! Gracias !me encantó !

    Reply
  9. Si,Emiliano,si. Dejar de lado el «periodismo» oportunista que hace ruido con lo que pinta porque no tiene otra cosa para ofrecer. Por suerte ustedes tienen otra cosa. Muestrenla empecinadamente!!!!

    Reply
  10. De acuerdo, ¡también! Estaba hablando con mi esposo de eso mismo «el hartazgo de estos temas». Por otro lado, quisiera comentarles, el temor que me da este tipo de juzgamiento a personas que no cometieron ningún asesinato, lo que hizo no fue tampoco ético, pero ese ensañamiento con Sendic y esa permanencia en la discusión de qué tiene que hacer Venezuela y mostrar todas las penas que está pasando el pueblo me lleva a pensar que la gente está perdiendo la sensibilidad.

    Reply
  11. Si me apuran, me animo a decir que la mayoría de tus oyentes padecemos esto que señalas, así como también creo que somos conscientes de cómo te afecta.
    Por eso es que valoramos mucho no sólo esos otros espacios que abres, sino también el esfuerzo puesto en no caer en el lodazal en el que el fárrago de la desinformación e intereses espurios empujan a diario al tratar los «temas del momento».
    Es esa complicidad implícita que compartimos la que renueva nuestra elección diaria a las siete de la mañana y la que refuerza el sentido de pertenencia que nos une.

    Reply
  12. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    Es correcto lo que hacen las personas cuyos «comentarios» anteceden. Expresan sus opiniones generales con respecto al sentimiento de angustia que expresa Emiliano. Yo entiendo que este espacio es para hacer comentarios de apoyo o cuestionamientos a las opiniones de Emiliano o, en su caso, de las personas entrevistadas.
    Yo estoy de acuerdo con Emiliano. Es decepcionante el resultado. Se gastan recursos cuantiosos talenteando con respecto a esos dos temas, como se ha hecho con respecto a otros temas puestos sobre la mesa en otros momentos..
    Emiliano describe lo que pasa y cómo se siente frente a ello pero no profundiza procurando identificar cuáles son las causas de este desgaste inoperante. Si sumamos todas las horas que hemos – me incluyo – gastado tratando estos temas, seguramente serían miles y lo triste es que no se ha construido absolutamente nada. En todos los temas estamos por fuera, expresamos nuestros puntos de vista, generalmente carentes de fundamentos válidos, pero no se profundiza. A veces no se profundiza porque no se desea hacerlo y otras veces no es posible porque no hay elementos de referencia válidos.
    Por ejemplo, en el caso de ANCAP se gastaron miles de horas llevando para acá y para allá lo que había dicho fulano o sutano en el Senado, en los pasillos, en la calle, en cualquier lado. Lo que nunca se hizo fué un análisis serio de las causas de las pérdidas, nunca se analizó con rigurosidad las decisiones sospechosas. Al final, quedaron un conjunto de situaciones sospechosas de ser delictivas y se mandó todo a la Justicia para ver que pasa. Pero el tiempo se usó sin sacar ninguna conclusión.
    En el caso del título, nunca se hizo un análisis riguroso de las informaciones existentes o procurables con respecto a los estudios y trabajos realizados por Sendic en Cuba. Lo tremendo es que no se pudo exhibir un certificado, cuya emisión nunca se supo si era posible.Tampoco se analizó si la inexistencia de un certificado invalida totalmente la actividad educativa realizada. Tampoco se analizó la entidad de los daños que Sendic causó a alguien en el planeta por no haber podido exhibir un certificado. Tampoco se analizó si la oficina estatal que acepto el curriculum de Sendic no debía haber exigido documentación fehaciente de respaldo.
    No me refiero al tema de las tarjetas porque quiero encarar lo sustancial de mi contrariedad con la opinión de Emiliano
    Creo que Emiliano no hace referencia a las culpas que pudiera tener el periodismo y los partidos de oposición al generar la mayor parte de las instancias de comentario de las diferentes situaciones. Yo creo sinceramente que ambos temas sirven para que la oposición procure deteriorar la imagen del Gobierno y los medios de comunicación (no me refiero a los trabajadores sino a quienes determinan lo que hay que incluir en los informativos y cuanto tiempo hay que dedicar a esos temas) consigan insumos para llenar sus espacios. No sería razonable pensar que los medios de comunicación tratan de arrimar agua para los molinos de los partidos de oposición. Tampoco habría que descartarlo, por las dudas..
    A mi me parece que las cosas no ocurren por casualidad sino porque alguien quiere que ocurran. Las situaciones ocurren y con respecto a ellas se debe informar poniendo el mayor empeño en brindar la mayor cantidad de información convalidada. Todo el circo que se genera alrededor de las situaciones que ocurren tiene que tener un objetivo. Por algo se hace tanto ruido. Emiliano no profundiza analizando las causas del ruido. La culpa no la tienen ni Sandic ni Maduro. Los culpables hay que buscarlos en otro lado. Deberíamos pensar un poco en quiénes podrían estar siendo beneficiados por el ruido artificialmente generado.

    Reply
  13. comprendo el hastío pero es mayor la preocupación.
    No podemos ser arreados como ovejas al precipicio que ya se hunde Venezuela..
    Principio tienen las cosas…

    Reply
  14. Al fin en este país alguien diferente, con mente abierta y sin ideologías que esclavizan.-
    No se puede leer la prensa , mirar la televisión o escuchar la radio, todos con los mismos temas y los mismos enredos, sin intentar buscar una solución, incluso el sistema político, que de esta manera también muestra su mediocridad.-
    Los más aptos y capases se han retirado de la política, que no le comience a pasar lo mismo al periodismo por favor.-

    Reply
  15. Por ahora van 19 comentarios a favor del editorial de Emiliano Cotelo y un comentario en contra… ¡pero vaya comentario! La longitud es propia de una epopeya griega, y el contenido propio de una tragedia griega. Sin embargo el frondoso apellido no me suena a griego.
    Vaya mi granito de arena a favor del editorial de Cotelo, a ver si arrimamos suficientes letras, palabras y frases para contrarrestar la verborrágica marea a que nos tiene tan acostumbrado tan crítico comentarista, cuyos análisis, si algo son, es ser menos profundos que los que él mismo exige al editorialista. Tan largos y con tan poco contenido que uno se ve tentado a tratarlos de homeopáticos. Espero que mi comentario sea tomado con un granito de sal, que la intención es tomar las cosas con un poco de humor.

    Reply
  16. Si bien usted le da pena por todo lo que está pasando no hace ningún esfuerzo por cambiar la pisada. Se suma a todo este carnaval y lo entiendo usted vive de esto así que me parecen NO reales sus palabras att walter Rodriguez

    Reply
  17. He seguido a Emiliano por años, lo se el mejor periodista de nuestro paìs, en el que tantos audaces se asignan el tìtulo y dan verguenza ajena.
    Pero ultimamente me hartò. Nadie le obliga, que sepamos, a hacer campaña dìa tras dìa sobre Venezuela y o Sendic .
    Otras cosas ocurren en la tierra y nuestro paìs.
    Ojalà vuelva a ser el periodista con una visiòn amplia sobre los dolores y alegrìas de nuestra covulsionada tierra.

    Reply
  18. En lo personal coincido con parte de la apreciación del Sr. Nelson Sosa:
    «Creo que Emiliano no hace referencia a las culpas que pudiera tener el periodismo y los partidos de oposición al generar la mayor parte de las instancias de comentario de las diferentes situaciones. Yo creo sinceramente que ambos temas sirven para que la oposición procure deteriorar la imagen del Gobierno y los medios de comunicación (no me refiero a los trabajadores sino a quienes determinan lo que hay que incluir en los informativos y cuanto tiempo hay que dedicar a esos temas) consigan insumos para llenar sus espacios. No sería razonable pensar que los medios de comunicación tratan de arrimar agua para los molinos de los partidos de oposición. Tampoco habría que descartarlo, por las dudas..
    A mi me parece que las cosas no ocurren por casualidad sino porque alguien quiere que ocurran. Las situaciones ocurren y con respecto a ellas se debe informar poniendo el mayor empeño en brindar la mayor cantidad de información convalidada. Todo el circo que se genera alrededor de las situaciones que ocurren tiene que tener un objetivo. »

    O sea todo el circo mediático tiene un objetivo político. Más allá de las peripecias personales de Sendic y la triste realidad de Venezuela. Los medios que acompañan un día y otro ese circo mediático le hacen el juego a la oposición política de nuestro país. Aclaro que no incluyo al programa del Sr. Emiliano Cotelo como cómplice de esa operación política. Tampoco la denuncia en forma expresa.

    Reply
  19. Ambos temas mencionados ya dejaron de agobiarme como ciudadano, me dan urticaria como ser humano.
    Soy oyente de larga data -usted lo sabe- y le pregunto: ¿puede usted generar o elegir agenda propia? ¿inevitablemente debe incurrir en la agenda ajena?
    ¿quien tiene el poder de imponer agenda? ¿la agenda periodística actual a que intereses es funcional?
    En esto de opinar ¿hay foros y tinglados? en esto de la prensa ¿hay un «síndrome de la noticia»? ¿importa mas el relato y su uso que el hecho relatado?
    Lo mas inquietante ¿hay manipulación «orwelliana» de la opinión pública?
    «En tiempo de insultos de magra calidad y loas de igual tenor, no aguardes gloria en el agrio muladar»
    Alguna vez usted en este espacio pidió «mirar mas alto», ¿será que estamos habituandonos a bajar la vista?

    Reply
  20. Admito el derecho al desahogo.
    Me retrotrae al similar de cuando la crisis del gobierno de Battlle donde defenfio su tarea desde algo así como «nos comunicaron que no», «nos dijeron que….», asumiendo un rol de recabadores de comunicados y boletines de prensa, poco periodismo.
    Hoy parece similar, es su programa, la agenda la arma usted. Por tanto no comprendo a cabalidad la situación que plantea.
    El día del comunicado recuerdo los noveles «periodistas» repartuendo el botín del informe, no bien terminada la lectura todos y cada uno metió in bocadillo, dando lo mejor de si, «del comunicado no se desprende nada resolutivo» o algo similar, comentó el conductor; memos mal que contaban con el último gran periodista de la vieja escuela, Villegas, con una humildad tremenda sugirió, » y si lo releemos y atendemos los Vistos y Considerando?»

    Cotelo, lo considero un gran entrevistador, culto, ameno, informado,pero para mi como periodista de investigación, lejos.
    Con todo respeto
    Eduardo Cenoz

    Reply
  21. Excelente, Emiliano. Sos un profesional que respeto muchísimo. Con este artículo lo hago extensivo a tu calidad de persona y ciudadano.
    Ojalá hayan muchos como vos.
    Gracias!

    Reply
  22. Era común en otros tiempos distraer la atención de la gente con algún tema poco trascendente y convertirlo en centro de atención. Me pregunto si no estará ocurriendo lo mismo ahora con los agotadores debates sobre Sendic.
    Sí es licenciado o no poco importa, pero habla muy mal de él el haberse adjudicado un título universitario, mintió, punto. Si usó inapropiadamente una tarjeta no puede ser tan complicado de comprobar. Más allá de todo lo que menciona Cotelo, a quien escucho y respeto, me pregunto qué otros temas estarán atrás de toda esta quijotada, a quien quieren evidenciar u ocultar… ¿a una persona? ¿a una fueza política?

    Reply
  23. UF! Esto se ha llenado de los usuales paranoicos de la conspiración mediática. Con tan poca originalidad que nos hastían repitiendo y multiplicando los mismos lamentos. Pero no los veo lamentarse por los políticos patéticos e ineptos que ocupan altos cargos de gobierno. Eso es lo que debiera preocuparnos, pero no, gritan como el tero, para ver si logran distraer y hacernos mirar para otro lado: hacia la consabida conspiración de los periodistas. Patético.

    Reply
  24. Ana Maria Ferreira · Edit

    Estimado Emiliano,
    Si bien los temas Sendíc y Venezuela pueden ya hartarnos por la falta de sensatez que reina en los personajes y gobernantes, creo que ha sido inevitable que surgieran de alguna manera dentro de la información diaria y de las mesas de opinión. Quizás el balance con otros temas podría haber sido diferente, pero creo que es una ecuación difícil. Me resulta muy positiva la reflexión y la mirada crítica hacia el programa, es la actitud que asegura que el mismo evolucione, mejorando su calidad.

    Reply
  25. Felicitaciones Emiliano, por haber podido decir con tanta claridad el sentimiento que ,me animo a decir, casi todos los uruguayos tenemos hoy dia. Gracias

    Reply
  26. Gracias Emiliano por parar la pelota ponerla bajo el pie , hacer una pausa y mirar en perspectiva. Es verdad el barro nos nubla la vista y la razón , pero no podemos ser omisos a la degradación ética y moral a la que nos ha sometido la dirigencia del FA en aspectos tan caros para los uruguayos como son la libertad, la democracia, la honestidad y la transparencia en la función pública .

    Reply
  27. Juan Carlos Suarez · Edit

    Felicitaciones Cotelo
    Un verdadero periodista comprometido con la ética de su profesión y con su responsabilidad social
    Cabe preguntarse qué hace la » oposición » que no martilla a permanencia sobre estos temas como lo hacía la oposición de otros tiempos y que hoy son gobierno

    Reply
  28. Es una lástima que, en un debate con altura e intercambio respetuoso de opiniones, se deben leer los comentarios que descalifican y agravian a otros oyentes. Sí alguien quiere ver la manipulación mediática solo debe hacer zapping en los canales de aire en los informativos centrales. Curiosamente los contenidos y perspectivas son parecidos.

    Reply
  29. Al princippo me interesé en el artículo por su título, del cual en el desarollo vi muy poco, porque al fin y al cabo , en muy buena parte se terminó hablando y con juicios, sobre justamente los dos temas que hartaron. Si estamos hartos no hablemos y si tenemos el deber de hacerlo, hablemos de ellos aclarando siempre lo tedioso, bizantino , demagogico, y pestilente que resulta tratar por meses algunos temas de la política. Pero a grandes razgos se entendio el concepto el cual comparto.

    Reply
  30. Juan Carlos Seregni Traversoni · Edit

    El hartazgo puede ser entendible pero se puede salir de el con mayor profundidad y no dejarse «entretener» con la superficie.
    Todos sabemos las razones por ejemplo de la debil postura ante la situacion de Venezuela, si se profundiza el porque quizas el UY se quede sin presidente y se caiga por fin la imagen del anterior y eso terminaria siendo positivo a pesar del golpe, pues evidenciaria la estafa mas grande que estos siniestros personajes le generaron a una sociedad en decadencia y en picada libre A profundizar el centro y el entormo del mismo..y las tarjetas corporativas y el titulo falso seran caramelitos.

    Reply
  31. Maria Victoria Proto Delgado · Edit

    Gracias Emiliano por expresar lo que muchos sentimos: hartazgo y, en mi caso tambien amargura, dolor y rabia!!! por la situacion a la que nos han llevado como ciudadanos y sobre todo como ciudadana frenteamplista «de a pie» desde 1971.

    Reply
  32. Maria victori Proto Delgado · Edit

    Gracias Emiliano, segui en tu linea. El Uruguay no es solo noticia por eso. Segui hablando de los chicos que ganaron el premio de robotica, las investigaciones del Clemente Estable, la operacion inedita en el Hospital de Tacuarembo, la actuacion de Emiliano Lassa en Londres. No quiere decir tapar el sol con las manos, pero demosle espacios periodisticos a otros temas!!!

    Reply
  33. Le felicito fuertemente y le solicito continue su trabajo de calidad. Es muy importante contar con un periodista como usted y espero contagie a muchos otros, ya que la actualidad politica Urugaya se mantien «chata» y empantanada en tonterias.
    Muchas gracias Emiliano!!

    Reply
  34. Los Pinochet, los Videla, los Álvarez de este mundo seguramente siempre han soñado que la gente algún día se hastíe de ellos, los olvide por un rato, sobre todo para dejarlos hacer lo que les dé la gana, sin que los molesten, y en especial, sin rendir cuentas a nadie. Pero, en un mundo intercomunicado, es casi imposible que alguien repita la «hazaña» de Stroessner. Por eso, por favor, seamos sinceros, lo que con toda franqueza hastía es que en el Uruguay de hoy no se llame a las cosas por su nombre: honesto al que lo es, y mentiroso al falaz; demócrata a quien trabaja y respeta a su pueblo, y tirano, a quien abusa y se aferra al poder. ¡Felicitaciones, Emiliano!

    Reply
  35. Diego Nelson Sosa Maipaicena · Edit

    Felicito con alegría a Emiliano por el record de comentarios que siguen a su editorial.
    Me gustaría que hiciera una clasificación de los comentarios y nos ofreciera a los foreros el resultado. Cuántos han agregado ideas (a favor y en contra), cuántos han hecho elogios generales y cuántos han ocupado el espacio con otros propósitos.
    En lo que me es personal, quiero agradecer a mi amigo Repetto por interesarse tan vivamente de mis largas peroratas (me excuso porque no sé escribir más corto) y le ruego que en lugar de usar tantos interesantes calificativos (gracias por no usar agravios) exprese por lo menos un argumento que contrarreste mis planteos.
    El diálogo franco y educado tiene que servirnos a todos.
    Yo estoy muy interesado en que alguien cuestione mis argumentos (agradezco a quienes los respaldan) porque de esa manera tendré la oportunidad de repensar y avanzar un poquito hacia la verdad.
    La verdad es lo importante porque nos ayuda a vivir civilizadamente y su búsqueda justifica también nuestra existencia en este planeta..

    Reply
    1. Estimado Diego: no me molesté en criticar sus comentarios justamente porque para tan larga diatriba el contenido de los mismos es cuasi nulo.
      Básicamente lo que Uds. dice se resumen en lo siguiente :

      a) Sendic y Maduro son inocentes víctimas de una conspiración de los medios y los políticos de derecha

      b) en río revuelto ganancia de pescadores. Todo este circo lo arman algunos personajes que se benefician.

      c) Emiliano es culpable por no profundizar en esas reales causas ocultas detrás de esta conspiración. Su actuación no es satisfactoria, ya sea por deshonestidad o ineptitud profesional o porque forma parte de la conspiración. Cada cual elija la opción que más le guste.

      Pero Ud. cae en la misma liviandad que tanto le critica a Emiliano: no demuestra nada, se limita a sembrar sospechas, a llevar el argumento a otro terreno y embarrar la cancha.

      Es el clásico argumento ad hominen: cuando no se pueden controvertir los hechos, atacamos y cuestionamos a los hombres que los denuncian.

      Dejando de lado los ríos de tinta que se han escrito y las miles de palabras que el viento se ha llevado, limitémosnos a algunos hechos comprobables:

      Sendic no ha sido capaz de mostrar título o certificado de estudios alguno. ¿Alguien obligó a Sendic a mentir sobre su título?

      Su gestión en ANCAP produjo un endeudamiento histórico ¿Cabe alguna duda de su desastrosa gestión al frente de ANCAP?

      El dinero del Estado se empleó en gastos innecesarios. ¿Alguien puede objetivamente justificar el gasto del «brindis» de ANCAP?

      En sus estados de cuenta aparecen gastos fuera de lugar ¿Cabe alguna duda que empleó mal la tarjeta corporativa?

      Supongo que Ud. tiene pruebas fehacientes de que de alguna manera fue inducido, por fuerzas ocultas, a hacer todas estas cosas mal. Me pregunto yo qué pensaría el padre si todavía viviese.

      Reply
  36. De acuerdo, pero cada uno pudo cortar antes tanto comentario, si se quiere relacionados hay muchísimos temas en otras latitudes tan profundos e importantes, pero había que sacar rédito y tener la primicia. Cada uno con un grano de sal y pimienta ponía gusto. Y nos gusta rodar cabezas, cuando si tienen que rodar lo harán. Nos gusta disfrutar el lodo y aumentarlo, lo disfrutamos, todos. A veces el silencio, el tiempo, hablan más claro.

    Reply
  37. Brillante. Y lo mas triste es que se va delineando el panorama de las proximas elecciones en el que el debate politico sera un juego de facturas pasadas desde el 85 hasta ahora y sera mas un destructivo intercambio de hechos y actos de la historia reciente pos dictadura que un verdadero debate sobre el Uruguay de los proximos 30 años. Cada dia que pasa el Uruguay baja un escalon impulsado por la mediocridad que sube por la escalera mecanica lindera.

    Reply
  38. Gracias Emiliano por mostrarnos que estamos todos cansados de despertar cada día inmersos en una realidad que no nos deja ver luz en el camino. Al menos por ahora mientras sigamos asistiendo a derrumbes en todos los ámbitos sin tomar decisiones que nos hagan sentir ciudadanos de un país en serio.

    Reply
  39. Si el gobierno tuviera otras cosas que hacer, las estaría haciendo. Quedó entrampado en estos dos asuntos mas el de ASSE, que quiere asomar. No hay agenda ni obras ni proyectos, solo barro para revolverse.
    …la paralisis asusta.

    Reply
  40. Gonzalo Pérez del Castillo · Edit

    Ni Sendic ni Maduro me interesan como tema.

    Sí me interesa, y mucho, saber cómo se posiciona el Gobierno, los partidos, los gremios, los medios, la central sindical, los estudiantes etc. frente a temas tan importantes como:

    1) los derechos humanos y las libertades ciudadanas en una República democrática y

    2) la honestidad y la responsabilidad que debe exigírsele a un jerarca público.

    Sobre esto, las conductas de ambos personajes mencionados nos han proporcionado la oportunidad de saber quién es quién en nuestro país.

    Hemos podido confirmar ciertas cosas y nos hemos llevado sorpresas. Agradables y de las otras.

    Por eso, estimado Emiliano, hemos hablado y es posible, y deseable, que sigamos hablando. Porque queda mucho por aclarar. No sobre ellos, sino sobre nosotros.

    Reply
  41. No podemos ser rehenes del mal manejo de estas situaciones tóxicas. Informar brevemente y seguir con la vida que realmente nos importa a los ciudadanos. Apostar a construir una sociedad de vínculos y acciones más sanas y no destruirnos con los que no encuentran otro camino más que el del laberinto de sus errores en el que por voluntad propia están sin avanzar. Basta! Ya ha sido más que suficiente…

    Reply
  42. Esto no hubiese sucedido si la lógica y justicia se aplicará muy simple si mentis y tu Gobierno te permite impunidad es lógico que el tema siga hasta ver coherencia. Más allá de sendic y venuezuela es ver como se justifica lo injustificable. Las cosas se deben llamar por su nombre y acá no se hace. Mientras la impunidad siga lamentablente esta situación seguir a.

    Reply
  43. Rosario Miraballes · Edit

    Emiliano , cuando optamos por leerte o escucharte cada día , es buscando un análisis periodístico profundo, creo que el mensaje de hoy que comparto , lo termina diciendo, no más repetir la agenda de otros, pero imprescindible profundizar , investigar,analizar ,en perspectiva!!!!! Dicha agenda si es trascendente como el caso de Sendic y Venezuela.

    Reply
  44. Es parcial. Acá la oposición y actores de el propio Frente Amplio tienen interés en hacer leña chica con Sendic porque había que sacarlo… sobre todo algunos que eran del Partido Comunista después dicen que no son de izquierda, ahora de vuelta son de izquierda. Y otros que se sabe que responden a filas comunistas y se tildan de independientes… El carisma que tenia Sendic no lo tenia otro… El problema es que ese aire humilde les daba ataques a los pitucones y no era contestatario como un Mujica en las arremetidas bagualas. Nadie salió a defenderlo no en lo indefendible sino en los cambios y renovación de Ancap que se venían necesitando y se hicieron. Imaginate un caño sin pintar por años… El querer que emprendimientos salieran adelante en un país que desde el primer Gobierno de Sanguinetti arrancó para el neoliberalismo arrasando con toda la industria nacional y llevándonos a un país de servicios y de lavado… pero de eso no se habla, denle a Sendic. Y con ASSE la única que pegó un parate y llamó a las cosas por su nombre fue la Dra Muñiz, ¡ahora la acusan de atacar la libertad de prensa! Dónde se ha visto. ¡Acá se es inocente hasta que se demuestre lo contrario! ¡Basta de periodismo tendencioso que apoya intereses particulares y personales!

    Reply
  45. Horacio Pérez Sotelo · Edit

    Todo bien. Bueno, casi todo. Cuando decís que como periodista te molesta no poder ocuparte de otros hechos y personajes que serían más provechosos o algo por el estilo es pura y exclusivamente tu responsabilidad. No es Sendínc, ni el frente amplio y Venezuela. sos vos. Saludos

    Reply
  46. De acuerdo. Me alegra que un periodista sienta el mismo hastío de mucha gente. A veces he pensado que no eran concientes del deterioro de la información. He dejado de ver las noticias en la TV, pasé de un rápido zapping entre un canal y otro y finalmente por ahora no los veo más. Durante tres días seguidos ¡las mismas noticias mañana tarde y noche! Y siempre los mismos temas. Noteros que preguntan mal y muchas veces con un morbo insoportable cuando hay heridos o muertos. Un machaque permanente de lo que ya sabemos y nada, o casi nada, interesante. Basta.

    Reply
  47. Hay que levantar la mira Emiliano; totalmente de acuerdo, por respeto a nuestras mejores tradiciones. Pero hay que ahondar en las causas de esta vergonzosa política del amiguismo que va más allá de la ideología. Y de eso se sabe poco y se investiga menos.

    Reply
  48. El hartazgo es cierto, tan cierto como el ensañamiento de la prensa nacional e internacional con Venezuela, parece que el principio de la libre determinación de los pueblos los tiene sin cuidado. Tampoco veo que esta misma prensa, incluído usted mismo, pongan sobre la mesa la terrible realidad de México donde matan a sus colegas periodistas en una impunidad total, o a Honduras o Colombia donde son asesinados los líderes de organizaciones campesinas. Tampoco he visto levantar la voz contra el golpe de Estado que efectuó Temer en Brasil ni hablar de la reforma laboral en contra de los trabajadores o las medidas antipopulares que toma Macri. Acá el tema es Maduro, no les gusta Maduro y eso justifica cualquier cosa, desde la violencia desatada en las calles hasta un golpe de Estado. Si mañana derrocan a Maduro como lo hicieron con Hussein en Irak y como quieren hacer con Assad en Siria toda la platea va a aplaudir , feliz, y después veremos los despojos de una nación. Mientras tanto desde los medios se sigue tirando nafta para quemar la pradera.

    Reply
  49. Ma. Cecilia Gonzalez · Edit

    Emiliano,
    Comparato tus palabras y creo que ambos temas le sacan protagonismo a cosas mas importantes para todos los ciudadanos de este pais que estamos comprometidos con el dia a dia y no nos interesa seguir el conteo de cuantos muertos van en Venezuela ni que otra metida de pata se le puede cargar a Sendic.
    Gracias por estar en la radio, sos para mi un referente en lo periodistico y aun que no te conozco personalmente precibo a un ciudadano humano y muy comprometido.
    Arriba y gracias!

    Reply
  50. Pese a lo expuesto, Sr. Cotelo, las mesas siguen integrándose con personajes que, al hablar de los remanidos temas de actualidad, remiten una y otra vez, al pasado. Lejos de admitir que «algo huele mal», se regodean haciendo comparaciones con situaciones lejanas, dudosamente comprobables y, por lo mismo, creíbles. Desvían la cuestión.
    A veces siento que cuentan con su anuencia.
    Suelen ser los mismos, predecibles hasta el hartazgo, funcionales fuera de tiempo, a un oficialismo que a pocos simpatiza.
    Las cosas son como son. Intentar disimular el caos, es un absurdo. Pero igual, ellos siguen allí, vigentes, autorizados de micrófono, pero poco coherentes de actitudes, opinando como si nada hubiera ocurrido.
    Intentan – y lo logran en ocasiones – desviar el tema, sinuosos, vuelteros, impunes, sin que alguien, el moderador, acaso, les cuestione en modo alguno.
    Si a usted no le gusta, y es «su» programa, discrepe, estimado. Con la misma autoridad con que ha escrito este editorial
    Sólo así sentiré que sus palabras tienen un sustento creíble.
    Parece que ese patético y poco fiable modelo de «Todas las Voces», está impregnado un periodismo que podría ser decente, con una pestilencia de novela vespertina de mala calidad.
    Eso, básicamente, es lo que me hace discrepar con su alegato editorializado, Sr. Cotelo.
    No nos imponga una medicina que a usted le daña, pero tampoco excluya los temas que se imponen, aunque sea hasta el hartazgo. Se supone que usted cuenta con las herramientas para lograrlo.
    Nosotros, sus seguidores, no queremos sólo que nos cambie el contenido de lo que ocurre a nivel nacional, o que lo obvie para hablar de otros temas, queremos que nos trasmita su particular mirada sobre los mismos temas, si es necesario, pero desde su particular punto de vista.
    Lo sé, mi opción es mover el dial…
    Me apena que la suya sea sólo este texto.
    El respetuoso saludo de siempre!

    Reply
  51. Hay que levantar la mira, salir del país, ver otras realidades que nos enriquezcan como personas, porque la vida es mucho más que estos señores que nos distraen con sus fechorias. Lamentablemente el clima de desazón se va contagiando y no le hace bien a nadie. Es también responsabilidad del periodismo salir de la mediocridad dando los tiempos justos a cada noticia pero también abrir caminos y cabezas para que la gente pueda pensar mejor.

    Reply
  52. Felicitaciones Cotelo por esta muy buena autocrítica. Ojalá otros periodistas hagan lo mismo. Lo enaltece como periodista y como persona.

    Reply
  53. Excelente Emiliano, como siempre. Sí estamos hartos de que todos los días el tema sea Sendic. Pero pienso como tú, pena me da, de tanto palo, y que casi no se defienda, solo pone el lomo para que le peguen. Pienso en él y en la familia. ¡Qué triste! ¡Un saludo a ti y al gran equipo!

    Reply
  54. Muy de acuerdo, si sera que escucho noticias desde siempre y he dejado ya unos meses de escuchar , solo leo unos titulares, para mi que siempre he escuchado noticias, debates, tertulias muchas muchas . Ultimamente tengo ganas de musica.

    Reply
  55. Sergio Barrenechea Grimaldi · Edit

    Si no me traiciona la memoria, éste editorial ha marcado un record de comentarios. Comenzaron por un simple apoyo y se fueron profundizando hasta convertirlo en una tertulia.
    Hay muchas noticias que terminan hartando pero no a todos pues no todos ven noticieros, escuchan radio o leen los diarios como la mayoría de los que aqui opinan. Hay gente que puede vivir ajena a estas situaciones y por suerte yo no soy uno de ellos. Sendic es como aquel jugador malintencionado que pega patadas todos los partidos y nunca lo expulsan, sólo lo amonestan.
    Venezuela es como la culpa, nadie la quiere pero todos en algún momento la tenemos.
    La vorágine nos ha llevado a comentar por muchos dias estos temas. Y Venezuela nos seguirá ocupando más aún.
    Pero me hago la siguiente pregunta: En Perspectiva es un programa periodístico donde las noticias policiales tienen poco espacio (por suerte). Me refiero a la crónica roja y no a temas de seguridad etc etc. Asesinatos, robos, copamientos, llevan una mención y sólo eso salvo algunas excepciones. Otras ni se mencionan.
    Por qué no aplicar la misma política a los rubros del hartazgo? O será que esto último es lo que la gente espera escuchar? O sólo nos hartamos los que los escuchamos todos los días?
    Son preguntas sin respuesta…aún.
    Si los perros ladran señal que avanzamos Sancho

    Reply
  56. Creo que Cotelo es uno de los mejores periodistas de Uruguay. Si está agotado mejor tomar vacaciones porque se puede empezar a tomar decisiones equivocadas. Los temas de referencia tienen el tiempo que Ud. les otorga en su programa y las razones por las que no se resuelven son más complejas que la necesidad de terminar un problema y empezar otro para no aburrir a los oyentes o televidentes. Por favor, siga trabajando con la rigurosidad de siempre, intente buscar otros acercamientos a los temas.

    Reply
  57. waldemar del rivero · Edit

    Formidable Emiliano; formidable no solo tu editorial, que por cierto comparto, sino el coraje de desafiar esa agenda mediatica cuyo objetivo no es otro que complacer intereses o egos.¿Porque no, como temas, los periodistas, estudiantes y actores sociales asesinados en Mexico?:¿Porque no los casi 15 dirigentes de izquierda asesinados en Colombia?:¿Porque no investigar que sucediò entre Temer, Macri y Tabarè para que cambiara su voto?:¿Pedirà respaldo militar a Trump?:¿Se solidarizaràn los partidos tradicionales para «defender la soberanìa del pais?- Por prejuicio no seguia tus programas. El viernes pasado, de casualidad oì tu editorial y me sorprendiò tanto como el de hoy.
    No creo que sea importante, pero te gansaste un oyente.

    Reply

Escribir Comentario: