Elecciones en EEUU: Triunfo de Trump es una “bofetada al establishment político”; a un Estado que “le falló a su pueblo y no a las corporaciones”

El candidato republicano Donald Trump triunfó en estados clave como como Florida, Wisconsin, Ohio, Pensilvania y Carolina del Norte, y se transformó ayer en el presidente electo de EEUU contra todos los pronósticos. Para conocer el enfoque de quienes han sido nuestros colaboradores a lo largo de esta campaña, conversamos con Leonel Harari y Nicolás Albertoni

Transcripción de la entrevista con Leonel Harari y Nicolás Albertoni

Trump consiguió una sorpresiva ventaja al quedarse con estados clave como Florida, Wisconsin, Ohio, Pensilvania y Carolina del Norte, mientras que Clinton ganó California y Nueva York, donde su triunfo se descontaba de antemano.

Según el escrutinio primario, Trump obtuvo 279 votos en el colegio electoral, nueve más que los necesarios para ser designado como presidente de los EEUU por los próximos cuatro años. Además, el Partido Republicano tendrá mayoría en las dos cámaras del Congreso.

Esta madrugada, sobre las 5.00 hora de Uruguay, al hablar ante sus seguidores en Nueva York, el candidato republicano reconoció que la campaña fue muy dura pero aseguró que ahora es momento de “curar las heridas de las divisiones”.

“A todos los republicanos, demócratas e independientes de este país les dijo que es el momento en que volvamos a ser un pueblo unido. Prometo a cada ciudadano de nuestra tierra que seré el presidente de todos los estadounidenses y eso es muy importante para mí”, dijo Trump.

Transcripción de la entrevista con Leonel Harari y Nicolás Albertoni

Mesa relacionada
La Mesa de los Miércoles: Donald Trump, próximo presidente de EEUU

Nota relacionada
Análisis Económico: Victoria de Trump sacude a las bolsas de todo el mundo

***

Foto en Home: Donald Trump hace su primer discurso como presidente electo de EEUU. Crédito: Timothy A. Clary/AFP Photo.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. «El país se acostó con miedo», dijo Albertoni en referencia a los estadounidenses una vez que se confirmó el triunfo electoral de Trump. ¿Se fueron a la cama con más miedo del que habrán sentido cuando Bush se robó una elección, por ejemplo, o menos? Da la impresión de que la CNN y el NYT impusieron su «estado del alma» en numerosos periodistas de acá y de allá. Solo el triunfo de Hillary Clinton nos podía traer un apacible descanso sin clonazepam. Trump es un idiota de la peor especie, pero dudo de que sea el peor presidente de Estados Unidos que debamos padecer, porque padecer, los padecimos a todos. HRC, por su parte, tiene un largo historial de corrupción y de alianzas que el electorado rechazaba, además del entusiasta diseño de golpes de Estado disfrazados de alegres erupciones democráticas que no auguraban sino más guerras. Su última propuesta en materia de política exterior fue la de que Estados Unidos empujara a Rusia fuera de Siria, lo que nos hubiera evaporado a todos en materia de horas. Belicosa e ignorante como pocos y pocas, esta ultraconservadora con discurso liberal no logró engañar a suficientes votantes. Donald tampoco. Además de xenófobos y desocupados que se ven a poco de jugar al golf cuatro días a la semana, muchos de los votantes del nuevo presidente premiaron a un advenedizo, a conciencia, para castigar a la clase política y tal vez crean ver entre las desordenadas ideas de Trump un vago llamado al repliegue de Estados Unidos del escenario mundial para concentrarse en problemas básicos como el desempleo. Difícilmente suceda. Estas elecciones no se miden en vasos medio llenos o medio vacíos. Sobrevivió el vaso, y con él nosotros, que no es poca cosa.

    Reply

Escribir Comentario: