Lucía Topolansky: los sueldos que OSE tiene que suplir por pases en comisión equivalen «a terminar el saneamiento de Paysandú», pero «la cuestión no es agarrarse con el mecanismo, sino con su uso»

Lucía Topolansky: los sueldos que OSE tiene que suplir por pases en comisión equivalen «a terminar el saneamiento de Paysandú», pero «la cuestión no es agarrarse con el mecanismo, sino con su uso»

La vicepresidenta es quien firma los pases en comisión como presidenta del Senado, e integra el MPP, que presentó una propuesta para modificar el sistema

¿Mirás nuestros videos, escuchás los audios, leés las notas que subimos a la web? La continuidad de esos servicios depende de que tú contribuyas a financiarlos. Te invitamos a ser Socio 3.0 de En Perspectiva, asumiendo un abono mensual. Más información en este mensaje de Emiliano Cotelo: enperspectiva.net/socios

La semana pasada, un tema recurrente en torno a los gastos del Parlamento volvió al tapete: los pases en comisión.

La polémica reinició por un informe del programa No Toquen Nada, que reveló que el senador Pablo Mieres tiene trabajando en comisión como asesor al periodista Jaime Clara, quien es funcionario del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca, pero que además se desempeña en varios medios privados, por lo que no le daría el tiempo para cumplir con el mínimo de seis horas que le correspondería si estuviera en su puesto original.

En entrevista aquí En Perspectiva, Mieres se defendió de las críticas, porque el sistema de pases en comisión está comprendido por la normativa actual:

Siempre fue transparente, es público y notorio. Los pases en comisión no son ocultos ni secretos ni escondidos. Decir “no haber transparentado” es atribuirnos a nosotros una conducta que no hemos cometido. Nosotros no escondimos nada. Hace cinco años que está en comisión, desde febrero del 2015, y curiosamente se convierte en un gran tema cuando quedan 40 días para votar.

El régimen de pase en comisión está regulado por la ley 19.149, que autoriza el traslado de funcionarios de organismos públicos que cuenten con más de tres años de antigüedad para “desempeñar tareas de asistencia directa al Presidente de la República, al Vicepresidente de la República, a los Ministros de Estado, a los Subsecretarios y a los Legisladores Nacionales a expresa solicitud de estos”.

Es decir: se trata de funcionarios de organismos estatales que son trasladados para trabajar con jerarcas o legisladores, pero que continúan percibiendo el sueldo de su organismo original. Y esos organismos originales están obligados a aceptar el traslado.

Existe una percepción de que este sistema genera los llamados “ñoquis”, ¿contribuye esto a un desprestigio de la política? ¿Puede pensarse en modificar los pases en comisión?

Para profundizar en este tema, En Perspectiva se comunicó con la vicepresidenta de la República, Lucía Topolansky, quien como presidenta del Senado también es quien firma los pases en comisión, y que además integra el Movimiento de Participación Popular, sector que propuso modificar este régimen.

***

Foto: Lucía Topolansky. Crédito: Ricardo Antúnez / AdhocFotos

***

Nota relacionada
Pablo Mieres mantendrá el pase en comisión de Jaime Clara: «No hay ninguna falta ética del PI»

Mesa relacionada
Polémica por pases en comisión: Partido Independiente y el caso Jaime Clara. Con Carlos Ramela, Martín Couto, Gonzalo Baroni y Esteban Valenti

Documento relacionado
16 medidas en defensa de la política presentadas por el MPP

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Yo sigo sin entender en qué sentido esto optimiza el uso de los recursos del Estado. Si a Topolansky le sacan un taquígrafo y ella tiene que llamar un zafral, ¿porqué no llama un zafral el organismo que lo recibe? Si al organismo A no le resulta crucial un funcionario que el organismo B precisa, ¿porqué no le paga el sueldo el organismo B mientras lo usa? ¿No sería más lógico que pague el que recibe el beneficio? Siempre puede pasar que un cierto funcionario sea la persona indicada para cierto trabajo, lo cual justificaría el sistema de pases en comisión. Pero el tema de que el pase en comisión sea mano de obra gratis para quien la usa es un estímulo muy grande a pedirlos porque sí.

    La OSE es una empresa pública pobre, a diferencia de UTE y Antel. Pero por lo visto, está subsidiando a otros organismos con un monto equivalente al costo de una obra que sí es competencia exclusiva de OSE. En mi opinión, ese ejemplo de Topolansky es el paradigma del mal uso de los recursos públicos. Lo contrario a optimizar.

    Reply
    1. Rosario Frugone Frugone · Edit

      Esto se llama mal uso de los recursos del Estado Pais empobrecido con gente sin trabajo y salarios de hambre lleno de politicos que pagamos todos

      Reply

Escribir Comentario: