Sendic sobre reintegros de gastos con tarjetas corporativas: “Nunca pensé que al no haber tenido observaciones, ocho o nueve años después iba a tener que tener guardados los comprobantes por las dudas”

Transcripción de la entrevista con Raúl Sendic

El exvicepresidente Raúl Sendic dijo hoy En Perspectiva que los gastos que hizo con las tarjetas corporativas para los que no figuran comprobantes “son solo” US$ 2.700 en nueve años de gestión, e indicó que en muchos casos eso obedeció a que en misiones en el exterior no siempre se pueden recolectar la documentación.

Sobre el reintegro que asegura haber hecho cunado utilizó los plásticos para cuestiones personales, sostuvo que no guardó el comprobante porque nunca pensó que luego de 8 o 9 años en los que no lo habían observado, fuera a tener un inconveniente. Negó haber comprado un colchón en Divino y contó que hizo las gestiones ante la empresa para tratar de saber cuál fue esa compra que figura en su estado de cuenta de la tarjeta corporativa y le sorprende.

Cuestionó además que desde Ancap no se hubiera señalado en una primera instancia que se había extraviado documentación de los comprobantes de gastos de los directores.

Por otro lado, Sendic dijo que los cuestionamientos a la gestión de Ancap comenzaron cuando el equipo económico quiso explicar en 2015 el elevado déficit fiscal achacándoselo a la petrolera estatal. “A lo largo de estos años ha quedado demostrado –lo estoy diciendo con absoluta certeza y no tengo problema en decirlo– que tenemos un déficit fiscal estructural en el Uruguay de US$ 1.800-1.900 millones que no tiene nada que ver con el resultado de las empresas, no de Ancap, de todas las empresas públicas, porque no llegan a mover la aguja frente a gastos importantes que hay en la seguridad social y en los sistemas de salud, que yo comparto, no los estoy cuestionando”, declaró. “Necesitamos mejorar los sistemas de recaudación para poder evitar ese déficit fiscal y mejorar las cuentas del país de otra manera”.

Si la Justicia no se lo impide, piensa postularse a un cargo electivo y continuar haciendo política, porque el Frente Amplio –aseguró– va a “precisar a todos” en las próximas elecciones. Dijo incuso que presentará propuestas para la próxima rendición de cuentas con el objetivo de asegurar políticas sociales para los sectores más vulnerables ante un posible cambio político como ha sucedido en América Latina.

Gastos con las tarjetas corporativas

En referencia a los gastos vinculados con tarjetas corporativas mientras era presidente de Ancap, Sendic destacó no haber recibido ningún tipo de observación sobre su uso en los años que estuvo frente a la empresa. “Nosotros en varias oportunidades”, dijo “usamos las tarjetas por fines personales” por una “emergencia”. Contó que muchas veces sucedía en países como Angola, que son caros, que además de los viáticos se pagaban las diferencias con la tarjeta corporativa, cuando estos no fueran suficiente para cubrir los gastos. Eso –insistió- estaba establecido en el propio reglamento. “Hicimos los reembolsos como todos los directores. Entonces, ¿por qué los reproches vienen hacia mí? Por cuestiones más políticas que administrativas”.

Insistió en que “cada uno de los gastos hechos por las tarjetas” fue reintegrado. A propósito de la compra de Divino, y el señalamiento de que es un colchón, Sendic dijo: “Nunca jamás en mi vida compré un colchón en Divino. No recuerdo esa compra”. “Hice trámites en Divino para tratar de saber qué es esa compra y no me fue posible saber. Yo no pude llegar”, sostuvo, “ojalá que se pueda saber”. Indicó que esa empresa hizo un cambio en los procedimientos de registros.

El ex vicepresidente dijo que el listado de compras con las tarjetas que menciona la Jutep (Junta de Transparencia y Ética Pública) es distinto del que presentó el fiscal, y afirmó que la cantidad de reembolsos son superiores a los US$ 130 que se mencionan en el pedido de procesamiento. Por eso, según él, “hay errores en el informe del fiscal”.

Sobre el hecho de que se haya extraviado documentación de Ancap con los comprobantes de las compras, Sendic dijo que él desconocía que había un archivo en Ancap, e insistió: “Recién después que yo renuncio Ancap toma la resolución de iniciar una investigación administrativa”. “Los comprobantes de gastos de los directores no están (no sólo el mío…). En los interrogatorios los directores dijeron que entregaban los comprobantes. Yo no pongo en duda si los entregaban, pero digo que no están”, insistió.

En su caso, admitió que no entregó todos los comprobantes. “En Ancap no están los comprobantes ni los que yo entregaba ni los de los demás directores”. “Cuando uno está en el exterior no siempre puede recolectar todos los comprobantes”. Agregó que él “entregaba algunos, no todos”, y cuestionó: “A mí lo que me parece extraño es que si ese archivo existía, Ancap no informara a la Jutep cuando elabora la respuesta”.

Consultado respecto a lo extraño de que nuevamente haya de por medio un problema de documentación que desaparece y que él aseguró poder demostrar, afirmó: “En el caso del expediente de Ancap no tengo nada que ver”. “Cuando dije que había hecho una licenciatura en Genética Humana, es porque la había hecho. Porque hice un curso extracurricular para la formación en docencia e investigación relacionada con la genética. Cuando volvimos a Uruguay en 1985, nunca tomamos los recaudos que acreditaran eso”.

En otro pasaje de la entrevista, sostuvo: “Yo tengo absoluta tranquilidad sobre lo que hice. Estamos hablando de que sin explicación hay unos US$ 269 anuales en nueve años. Son US$ 2.700 en nueve años de gestión que no tienen explicación”, para los que no hubo comprobante. “(Lo aclaro porque) si no parece que todo el uso que se hizo de las tarjetas fue personal”. Y allí insistió: “En el conjunto de actividades que desarrolla un presidente de Ancap puede ocurrir que no haya forma de explicar esas situaciones”.

Sobre los reintegros de gastos en los casos en que él hizo uso personal de la tarjeta, Sendic dijo que Ancap hizo un informe sobre el tema para la Jutep, pero no le reconoció a ese organismo que había información que se había extraviado.

A propósito de cómo hacía los reintegros, explicó: “Le entregaba dinero a mi secretaria (…) Los recibos se guardaban, pero nunca pensé que al no haber observaciones 8 o 9 años después iba a tener que tener guardado los comprobantes (de los reintegros)”.

“Cada imputado es inocente hasta que se demuestre lo contrario. Acá lo que prima es la presunción de inocencia. Entonces hasta que no se compruebe que usé la tarjeta corporativa para uso personal y no reintegré…(debería primar la inocencia)” sostuvo.

Trafigura

A propósito del negocio con la compañía Trafigura para, a partir de un acuerdo entre ANCAP y Petroecuador, importar crudo ecuatoriano, refinarlo y exportar gasoil comenzó destacando que el acuerdo se inició en enero de 2010, cuando estaba al frente de la petrolera estatal Germán Riet.

A propósito de que la operación se hizo sin un contrato correspondiente durante varios meses, indicó que el artículo 33 del Tocaf le permite a Ancap hacer operaciones directas en el exterior sin licitación.

Ante el planteo de que el fiscal argumenta que por el tipo de operativa no está dentro de las excepciones por las cuales no haya que hacer llamado a licitación, Sendic insistió en que en Ancap “la mayoría de las compras se hacen sin contrato”, y puso como ejemplo las compras de crudo, que muchas veces se hacen vía mail. Además insistió: “No fue un acto arbitrario porque pasó por la jurídica del organismo, eso lo dicen los informes”. “Cada uno de los pasos que di los tomaba en función de los informes de jurídica (…) Hubiera sido arbitrario si hubiera ido en contra de esos informes”.

A propósito del caso de Exor, en donde el fiscal también hace una imputación sobre un acto arbitrario y que significó un perjuicio para la administración, Sendic expresó que “Ancap no hizo ningún contrato, si no que fue Pdvsa la que introdujo a Exor en esa operación”. “¿Dónde está el acto arbitrario? ¿Dónde está el perjuicio para la administración?”, se preguntó, y continuó diciendo: “¿Cómo puede ser un acto arbitrario y perjudicial que nos permitió ganar 300 millones de dólares y bajar la deuda uruguaya 800 millones?”.

Publicidad e inversiones cuestionadas

El fiscal Luis Pacheco descarta la comisión de delitos en varios de los asuntos que habían sido denunciados. Uno de ellos, la contratación de la agencia La diez, que había sido muy cuestionada. De todos modos, es un hecho que Ancap aumentó sensiblemente su inversión en publicidad en el período 2010-2015, llevándola a US$ 4.000.000 por año, y concentró buena parte de ese gasto en 2013-2014, justo los previos a las elecciones nacionales.

Ante el planteo de que muchos entienden que aquella campaña publicitaria fue una gigantesca promoción de Raúl Sendic como figura política emergente y líder de una empresa estatal poderosa y pujante, respondió: “Es un disparate por varios motivos. No hay una sola publicidad en que aparezca yo. El incremento mayor de publicidad se dio en 2014, y yo me fui en octubre de 2013 para hacer campaña por la Lista 711”. Luego agregó que en ese período se habían dado cambios importantes con la planta desulfurizadora y había que introducir los nuevos combustibles. “Hubo una promoción e información a la población sobre eso. Es natural que la empresa informe sobre esto por la inversión que había hecho”, indicó. Luego prosiguió: “El problema acá con Sendic no es la tarjeta corporativa, el problema con Sendic es que la empresa quedó posicionada de una manera en que no se puede echar atrás. (…) Se hizo una planta de bioetanol, inversiones en cemento (…) hicimos nueve plantas industriales. Lo que no nos perdonan nuestros adversarios políticos es que hayamos dejado posicionada la empresa de esta forma cuando estaba preparada para venderse”.

Luego cargó las tintas contra el equipo económico. Afirmó que los cuestionamientos hacia Ancap se instalan “cuando en el año 2015 el equipo económico pretender explicar el déficit fiscal culpando a Ancap”. Y sostuvo: “Lo que ha quedado demostrado es que tenemos un déficit estructural en Uruguay que no tienen nada que ver con las empresas públicas (…) Ancap puede ganar o perder pero no puede mover la aguja en el déficit fiscal”, dijo.

Evaluó que cuando el Gobierno de Tabaré Vázquez y José Mujica le indicó hacer una inversión de US$ 1.200 millones (porque –dijo– no se nos ocurrió a nosotros), “quizás el error fue no pedirle una capitalización al Gobierno central y hacer la inversión con endeudamiento de la firma”. E insistió: “La política que se llevó a cabo fue decisión de los dos Gobiernos”.

Luego cuestionó la gestión de Ancap en los últimos años: “Hoy si usted mira el balance de Ancap no hay casi recursos dedicados a las inversiones, porque la mayoría ya estaban hechas (…) Hubo decisiones mal tomadas. Se dejó caer Carboclor, por ejemplo… El negocio de abastecimiento de busques prácticamente ha desaparecido”, sostuvo.

Planta desulfurizadora

Sobre la inauguración de la planta desulfurizadora no hubo delito, pero el fiscal cuestiona el manejo de los dineros públicos. “Me llama la atención que el fiscal cuestione lo que se gastó en función del tiempo que duraba la fiesta”, planteó Sendic. “A mí también me parece cara. Ahora…¿había posibilidades de hacer un evento de esas dimensiones en un mercado limitado como el uruguayo, con ese tiempo?”, se preguntó.

Futuro político

“Voy a seguir haciendo política. Estoy trabajando mucho en seguir haciendo política, en cuestiones de este Gobierno y en el que viene. Hay cambios que hay que seguir profundizando. La izquierda ha perdido terreno en América Latina… ¿qué es lo más grave que puede pasar? (…) Lo más grave que puede pasar es que hay sectores de la sociedad que son vulnerables a los cambios políticos. Hay países donde ha ganado la derecha y hay cambios tributarios, del sistema de pensiones, privatizaciones (…)”. Y luego se preguntó: “¿Se han tomado las decisiones y los cambios necesarios para evitar estas vulnerabilidades?” “Vamos a hacer propuestas en ese sentido para la rendición de cuentas”, continuó diciendo.

Sobre la posibilidad de que sea candidato, en caso de que la decisión judicial se lo permita, expresó: “Si es posible y mis compañeros lo entienden, voy a ser candidato”. Consultado sobre un posible perjuicio político para el Frente Amplio porque fuera candidato, indicó: “El FA nos va a precisar a todos” en el próximo período de gobierno”. “Lo que no midieron o contaron es que a pesar de todo lo que lo pasé, soy fuerte para seguir” haciendo política, prosiguió.

Esbozó incuso algunos de los planteos que piensa hacer: “El costo que tienen las políticas sociales se la ha cargado a la capa media de la sociedad. La concentración de la riqueza no ha parado en el Uruguay. (…) Que los ricos pongan la parte que hay que tener para sostener las políticas sociales”, enfatizó.

Transcripción de la entrevista con Raúl Sendic

***

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

9 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Al igual que con la entrevista a Pablo García Pintos el sentimiento predominante que me nace es el de misericordia. Me inclino por propiciarles un bondadoso ostracismo.

    Reply
  2. Al Sr. Sendic todos lo perjudican según el, es un mentiroso contumaz.La Fiscalía debe buscar mas pruebas , entre ellas cuentas en el exterior se quedo corto el fiscal en la investigación.
    Saludos Elisa

    Reply
  3. Creo que Lo más grave de los dichos de Sendic ha sido el reparto de culpas y responsabilidades a otros organismos del Estado, incluso a la propia ANCAP.
    Jorge González
    8286260

    Reply
  4. Qué vergüenza ajena. Qué tristeza. No le da el coraje de reconocer lo que hizo. No le alcanza la autoestima para restaurar su abollada dignidad. A lo mejor ni siquiera sabe lo que significan esas palabras. Para colmo de males hay gente que todavía lo apoya y posiblemente lo vuelva a votar. En fin, Cambalache.

    Reply
  5. Para mí, cuando se manejan dineros ajenos (y más si son fondos públicos), se invierte la carga de la prueba: el actor deber probar que los usó correctamente; entonces, no vale la excusa de que “se perdieron los comprobantes”. Y con respecto al colchón, las fuentes periodísticas le atribuían haberlo dicho, hace ya varios meses, al igual que el short que compró en La Paloma; incluso creo que están mencionados en el dictamen del Tribunal de Conducta Política del FA.

    Reply
  6. Lástima que no se ha dado cuenta que si no hubiera tirado toda la plata que tiró en fiestas, tarjetas, publicidad, deficit de ANCAP, etc., que pagamos todos, todos los días, la gente que verdaderamente necesita vivienda, trabajo y demás podría estar mejor. Realmente lamentable, no tiene la más mínima conciencia de los desastres que hizo, o se miente a sí mismo y a los demás como hizo con el título; es más todavía se da de víctima. Es de esperarse que la política logre tener mejores personas, porque de lo contrario los pobres serán cada vez más pobres. Lamentable, da mucha tristeza.

    Reply

Escribir Comentario