Combate a la pandemia: ¿Gobierno y oposición deberían unirse para frenar campaña de negacionistas?

Foto: Gustavo Salle durante la manifestación de “Ciudadanos por la verdad” contra las medidas recomendadas por la pandemia de Covid-19, en Plaza Cagancha en Montevideo. Crédito: Javier Calvelo/ adhocFOTOS

“Los políticos no se dan cuenta de que hay un solo enemigo en la pandemia”.

Ese es el título de una columna que el periodista Leonardo Haberkorn publicó ayer en el diario El Observador.

Así comienza el texto: “Resulta desolador ver a los políticos del gobierno y la oposición intercambiando munición gruesa, radicalizando a sus militancias, en un momento dramático de la vida del país en el cual lo único que se necesita es un mínimo de unión para enfrentar una enorme adversidad”.

Y con este arranque el lector podría pensar que el autor alude al coronavirus. Pero no.

Continúa Haberkorn: “Acá hay un solo enemigo. Se trata de un sector bien organizado y articulado, que desde hace muchos meses viene llamando a boicotear todos los esfuerzos tendientes a superar la pandemia: llaman a no guardar distanciamiento social y promueven actos masivos, instan a no usar el tapabocas al cual llaman ‘bozal’ y pregonan que llevarlo es un acto vergonzante de sometimiento; exhortan a no vacunarse y difunden el pánico respecto a lo que puede pasar si aceptamos hacerlo”.

El periodista señala al movimiento de negacionistas de la pandemia como el  verdadero enemigo al que hay que atender, y lo ejemplifica con la llamada “Caravana por la verdad” que realizaron en semanas pasadas por el interior del país, difundiendo la idea de que “la pandemia es una farsa” y recibiendo gran cobertura de los medios de comunicación a los que llegaban. Haberkorn lamenta que ese rally no haya tenido, desde el ámbito político, una campaña similar de respuesta y aclaraciones. 

La Tertulia de los Jueves con Cecilia Eguiluz, Martín Couto, Daniel Supervielle y Esteban Valenti.

Viene de…
Covid-19: Nuevas medidas del gobierno tuvieron mayor respaldo aunque hubo reclamos de más restricciones
Continúa en…
Telegramas

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Si vacunarse no es obligatorio, entonces argumentar en contra de la vacunación ¿puede ser delito? Hay que ponerse de acuerdo, porque pagar impuestos es obligatorio, pero por ahora el gobierno no ha querido hacer obligatoria la vacuna.

    En esta misma radio se entrevistó al profesor Andacht, que con una argumentación menos iracunda pero igual de fundada que la de Salle sostuvo que la pandamia estaba siendo exagerada, que no había que usar tapabocas, que las medidas de distanciamiento social eran innecesarias, etc. Salle y Andatch tienen como referente al doctor Sciutto, curiosamente. ¿Estuvo mal la radio en entrevistar a Andacht?

    Dice Valenti que es como si salieran 4 delincuentes armados en un auto de gira para promover el delito… ¿se enteró Valenti que hace poco pasó eso mismo por las redes sociales? ¿que detuvieron a un mayor y le dieron una pena de 7 meses de prisión por todo concepto? ¿que en el video ostentaban tener «al Eze, un menor» en el grupo y que tenía «unas ganas locas de matar o hacer plata»? ¿que «el Eze» se entregó, contó una historia que parece de marcianos y abducciones, donde no conocía a los mayores y lo del video era una joda? ¿y que luego de tomarle el pelo a los jueces con esa historia, por todo concepto le van a dar unas charlas para «reeducarlo»? ¿sabe que los que se entregaron no entregaron las armas? ¿sabe que los otros dos individuos no han sido identificados ni delatados por sus cómplices (perdón, por los desconocidos) del asiento delantero del vehículo? Apología del delito hay enserio y las consecuencias penales en el Uruguay son ínfimas. ¿quieren llevar preso a un viejo loco por decir que Soros y Gates nos quieren cambiar el ADN con una vacuna? ¿será más peligroso ese loco que «El Eze» y sus ganas locas de matar y hacer plata?

    Quiero aclarar que yo mismo acá comenté sobre la entrevista de Andacht y lo desacertados que me parecieron sus argumentos. Creo que los argumentos malos existen para ser rebatidos, no censurados. La censura abona la teoría conspiranoica de esta gente y en el fondo la legitima. Da más trabajo explicar y rebatir, pero también se educa gracias a esos disparates.

    Reply

Escribir Comentario: