Lucía Campanella reseña Canción dulce de Leïla Slimani

Lucía Campanella reseña <em>Canción dulce</em> de Leïla Slimani

La columna literaria de Lucía Campanella en Oír con los ojos lleva como título una frase (acaso apócrifa) del novelista Gustave Flaubert.

Lo que se cuenta es que hacia 1857, luego de publicada la obra que hizo famoso a Flaubert, numerosos lectores y críticos quisieron saber quién era la mujer real detrás del personaje, el personaje que daba título a la novela. Al parecer, cansado de indagaciones al respecto, el escritor acabó por contestar: «Madame Bovary… soy yo». La frase -atribuible a Flaubert o no-, resume de todos modos de manera muy sugerente la relación, siempre muy incierta, entre vida real y literatura.

En cada una de sus columnas, luego, Lucía Campanella explora esa relación, con libros y lecturas que sirven para ilustrar cómo es que muchas veces es la literatura la que produce la realidad, y no al revés.

En esta edición:

Ganadora del Premio Goncourt de 2016, Chanson douce (en nuestro idioma Canción dulce, publicada por Cabaret Voltaire) es la segunda novela de la narradora franco marroquí Leïla Slimani.

La novela está protagonizada por Myriam y Paul, una pareja joven de nuestro tiempo, que pertenece a la clase media educada y que dedica muchas horas al trabajo; por sus hijos: Mila, una chiquita de unos cuatro años y Adam, un bebé; y por Louise la nounou, la niñera.

Lo primero que deparan las páginas del libro (contrariamente a lo que puede hacer pensar el título) es la terrible noticia del asesinato de los dos niños. De ahí, la novela recupera todo lo sucedido en los días previos: las decisiones laborales de los padres, su vida familiar, la contratación de la niñera, el modo en que la niñera se va convirtiendo en parte de la familia.

En su columna, Lucía Campanella señaló los méritos del libro, lo situó en el contexto de la actualidad francesa y se detuvo en algunos detalles de uno de sus temas principales: la relación entre sirvientes y servidos.

Detalles del libro: Aquí.

Imagen: De la portada de Canción dulce. Cabaret Voltaire, 2018.

El Premio Goncourt: su historia y su último ganador, por Lucía Campanella.

***

Enlaces externos
Oír con los ojos, cuenta en Instagram
Oír con los ojos, cuenta en Twitter

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: