Entrevista central, martes 2 de enero: Leonardo Aguerre y Francis Raquet

Entrevista con los ingenieros Leonardo Aguerre, especializado en criptomonedas, y Francis Raquet, director de Ventus.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

Video de la entrevista

EN PERSPECTIVA
Martes 02.01.2018, hora 8.21

EMILIANO COTELO (EC) —Están llegando a Uruguay los “mineros” de la nueva generación. Ya no se ensucian las manos; de hecho, ni siquiera tienen manos. Y con ellos se acerca una tecnología de punta: blockchain o cadena de bloques.

Ingenieros uruguayos ya han instalado las primeras “minas” destinadas a verificar transacciones realizadas con criptomonedas, de las cuales tal vez el bitcoin sea el ejemplo más famoso. Para eso cuentan con un aliado: la empresa Ventus, dedicada a los parques de aerogeneradores, que será quien proporcione la energía necesaria para alimentar a los bloques uruguayos de la cadena.

¿Qué posibilidades se abren a partir de esta actividad en la que Uruguay empieza a incursionar?

Vamos a charlarlo con dos ingenieros. Por un lado, Francis Raquet, director de desarrollo de negocios en Ventus, y por otro lado, Leonardo Aguerre, que ya hace unos años que se ha especializado en las criptomonedas.

Empecemos por ubicarnos en qué es un bitcoin.

LEONARDO AGUERRE (LA) —El bitcoin es una moneda, es como que digas qué es el dólar, en la parte más sencilla. En definitiva es un derecho a gasto que tenés para comprar o guardar valor de alguna forma. Es totalmente digital, se parecería más a la plata que tenés en la cuenta del banco y que ves online pero no ves en físico, y funciona de una forma descentralizada, razón por la que no se necesita al banco del otro lado.

EC —No se necesita un banco del otro lado, no se necesita un intermediario para que la transacción con esta moneda se lleve a cabo, y sin embargo desaparece el riesgo de la duplicación, del fraude.

LA —Lo de que no se necesita un intermediario es algo técnico. En definitiva, hoy para poder girarle dinero a alguien necesitás un banco que tenga tu plata o una oficina de transferencias que la gire y otro banco o una oficina que la reciba y tú no podés hacer la transacción directa. Lo que permite el bitcoin, gracias al blockchain es que la transacción se haga y que el tercero esté descentralizado. Con el blockchain vos pedís hacer la transacción, todos los mineros del mundo toman esa transacción y cuando la incorporan en el bloque se le acredita a la otra persona sin necesidad de que uno lo haya hecho específicamente. Se maneja de forma descentralizada a través de los mineros que se hayan ubicado.

EC —Expliquemos quiénes son los mineros.

LA —Es inevitable explicar qué son los mineros y los blockchain para explicar todo esto. El minero es el datacenter o el hardware que está del otro lado. Como es una criptomoneda, una moneda digital, necesita alguna computadora en algún lugar, y el minero es esa computadora. Es un montón de gente o montón de hardware que está validando transacciones, son piezas de hardware específicas que están conectadas a internet recibiendo esos pedidos o gestionando la red contable.

EC —Esos mineros están distribuidos por el mundo. Se concentran especialmente en algunos países, pero en principio pueden estar en cualquier lado.

LA —Sí, de hecho están ya en todo el mundo, excepto algunos países donde están prohibidos por temas políticos, pero aun en esos países existen. Hoy en Venezuela hay mucha gente que vive de la minería, están en todos los países. Pero cuando lo querés hacer a mayor escala y le pegás un ojo al tema contable, al tema impuestos o al tema de costos, ya son menos los países que lo están haciendo de forma masiva. Obviamente China, donde todo lo que es masivo tiene una pata, después Estados Unidos, Islandia, Canadá, ahora en Paraguay se está haciendo bastante, principalmente por el tema energético, que es lo que nos termina uniendo a Francis y a mí en este proyecto.

EC —Ahí está la clave de este sistema, de la tecnología que hace posible las criptomonedas. No hay un servidor que centraliza, al revés, el modelo es lo opuesto.

LA —El modelo es exactamente lo opuesto. El blockchain, que fue un invento de un par de hackers hace ya casi diez años, es una forma de gestionar la desconfianza entre las partes.

EC —Gestionar la desconfianza… Explicalo un poco mejor.

LA —Lo que hace un escribano o lo que hace un banco o lo que hace cualquier tercero mediando una transacción. En el fondo no tengo cómo confiar en ti, entonces pongo a alguien en el medio en quien los dos confiemos y eso valida que hagamos cosas juntos. Con el blockchain, cuando querés hacer una transacción o un contrato inteligente, querés hacer un acuerdo con la otra persona, decís: ese acuerdo no me lo quedo yo y te obligo a cumplirlo, no te lo quedás vos y me obligás a cumplirlo, sino que queda gestionado de forma independiente en la red.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: