Entrevista central, miércoles 30 de agosto: Carolina Cosse

EC —Para terminar, quiero preguntarle a propósito de este fenómeno que aparece permanentemente en el debate a propósito de la industria, pero también de otros sectores de actividad. Hubo una novedad esta semana con un estudio del Centro de Investigaciones Económicas (Cinve): en Uruguay no hay ningún sector de actividad en el que la proporción de puestos laborales con probabilidad de ser reemplazados en el mediano plazo por el avance de la tecnología sea menor del 50 %. ¿Cómo tomó ese dato, que se suma a otros informes parecidos? ¿Cómo lo está manejando el ministerio, el gobierno?

CC —Creo que el tema de la automatización y la robotización en el mundo no es un tema de “sospecho que va a suceder” o “tengo la opinión, una consultora me dice que va a suceder”: está superinstalado en el mundo desarrollado, en una enorme cantidad de países. Todos los productos que nosotros consumimos, que son de media tecnología para arriba, vienen de un ambiente de fabricación con un grado de automatización muy alto. Si uno mira, la ubicuidad de internet y la facilidad de acceder a internet que tenemos en Uruguay ahora nos dan esa posibilidad… —déjeme pasar un aviso…

EC —Siempre pasa ese aviso.

CC —Y está bien, hay que pasar los avisos buenos también.

EC —Es una realidad.

CC —Sí. Si buscamos hace tres años, cuatro años, cinco años, lo que se estaba haciendo en el mundo en robotización a nivel de laboratorios, de universidades, es impresionante, por la cantidad de investigación. ¿Qué marca eso para mí, para Uruguay? ¿Qué llamado le hace a Uruguay? No a asustarse por la pérdida de puestos de trabajo, sino a comprometerse a que cualquier cosa que haga tiene que hacerla bien. Si tenemos un rubro promisorio de turismo, tenemos que tener una calidad de servicio en turismo –y eso no tiene que ver con robotización y automatización–, un compromiso con la calidad de servicio muy alta. Si estamos haciendo un trabajo, cualquiera sea, desde una mermelada casera hasta asesoramiento profesional o el plan de un proyecto que estemos desarrollando, cualquier trabajo que estemos haciendo, lo tenemos que hacer muy bien. Porque el mundo ya produce de otra manera. Entonces para mí es un llamado a la calidad del servicio, a la cultura del trabajo, al no ausentismo. Es un llamado fuerte a eso.

EC —Son puntos delicados esos.

CC —Pero son importantes. No por miedo a que me automaticen el trabajo, sino reconocer: en el mundo mi trabajo ya se automatizó, entonces primero tengo que estudiar, no importa qué, tengo que seguir estudiando, y tengo que trabajar bien, tengo que trabajar en equipo, es mejor en colectivo que solo… Son cuestiones que el mundo nos está diciendo.

Video de la entrevista

***
facal-v2-banner-en-perspectiva-net

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Hace dos años de visita en Montevideo, pasé varias veces durante mi estancia de diez días, frente a la plata de Ancap y la chimenea principal, así como otras más pequeñas quemaban grandes cantidades de gases procedentes seguramente del mal funcionamiento de las instalaciones.
    La última quincena de agosto, nuevamente de visita en Uruguay, volví a pasar frente a la planta varias veces y ni siquiera las llamas testigo estaban encendidas. Cuanto hace que no funciona la refinería?
    Gracias

    Reply

Escribir Comentario: