Entrevista central, miércoles 8 de marzo: Laura Alberti

Entrevista con Laura Alberti, representante del Sunca en la Mesa Representativa del PIT-CNT.

facal-v2-banner-en-perspectiva-net

EN PERSPECTIVA
Miércoles 08.03.2017, hora 8.23

Video de la entrevista

EMILIANO COTELO (EC) —Desde fines del año pasado, el Sunca suena con voz de mujer en la Mesa Representativa del PIT-CNT.

Por primera vez, el gremio de la construcción eligió a una mujer para que lo represente en el órgano de discusión más importante que tiene la central sindical.

Se trata de Laura Alberti, una trabajadora de la cerámica, madre de dos hijos y militante sindical desde el año 2008.

Les proponemos conocerla, pero además, averiguar cómo es representar a un sindicato tradicionalmente asociado a los hombres. Y, más aún, en algunos casos, muy asociado al machismo.

Tú tienes 40 años, eres madre de dos hijos que tienen 22 y 19 y trabajas en una empresa de cerámicas. ¿En qué consiste, concretamente, la tarea?

LAURA ALBERTI (LA) —Realizamos los ticholos rojos.

EC —¿De qué tamaño es la empresa? ¿Cuántas personas trabajan?

LA —Trabajan unos 50 compañeros.

EC —Tu militancia sindical data del año 2008. ¿Por qué empezaste con esa actividad?

LA —En ese momento yo trabajaba en una fábrica de cerámica artesanal, éramos más de 70 trabajadoras, mayoritariamente mujeres, muy pocos compañeros. Hacía muy poquito tiempo que yo trabajaba ahí, ya era una fábrica organizada, había dos delegadas sindicales, y en una asamblea se planteó que necesitaban una delegada de seguridad y laboral –de seguridad e higiene se decía en ese momento– y me ofrecí para la tarea, no tenía problema, yo siempre fui muy afín a los temas sindicales. En ese momento los delegados sindicales de seguridad no contaban con fueros, así que no tenía problema para hacer la tarea dentro del centro de trabajo. Me ofrecí y las compañeras me eligieron por unanimidad en la asamblea. En el 2010, para los consejos de salarios una de las compañeras delegadas gremiales tenía licencia maternal porque estaba embarazada y pasé a ejercer la tarea de delegada gremial, con fueros para empezar a militar en el sindicato, a participar en los plenarios de delegados y ahí empezó.

EC —Hablaste de la diferencia entre con fuero y sin fuero. ¿Qué significa?

LA —El delegado gremial tiene en la actualidad 10 horas sindicales por ejemplo para participar en los plenarios, para militar.

EC —¿Son 10 horas por…?

LA —Son 10 horas por mes.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Alberto Hernández · Edit

    Dice que no estaba en todo el día en la casa porque estaba «militando». Dice que sus hijos fueron criados más por familiares que por ella. Dice que «lo habló con sus hijos», niños. Dice que esos niños «lo entendieron». Dice que si no lo hubiesen entendido, igual habría continuado, dándo prioridad, entonces, a la militancia sobre la crianza de los hijos. Es una persona inteligente y de muy buena labia. Supone que los hijos estaban de acuerdo con ella. Yo opino que la mujer que no va a criar a sus hijos -según muestra la Naturaleza- no debe tener hijos (ni abortarlos). ¿Quién si no la madre cría a sus hijos? También el padre, desde luego, pero la madre NO debe faltar. Y esa ausencia de la madre en los primeros años es crucial. Algunos niños serán poco afectados y otros lo serán en un grado dramático, aún sin saberlo. Entiendo que la madre puede tener necesidad de trabajar, pero no debe estar ausente de sol a sol. Tampoco me parece bueno para la formación de la persona, que antes de hablar los manden a jardines, escuelas. Sí reconozco que ello es mejor que dejarlos con innumerables cuidadoras. La mujer que no le dé la prioridad que corresponde a los hijos, no debe tenerlos. Uruguay, necesita más a las madres que a las mujeres «empoderadas».

    Reply

Escribir Comentario: