Entrevista central, viernes 24 de febrero: Óscar Bottinelli

Entrevista con el politólogo Óscar Bottinelli.

banner-facal-y-cia-1

EN PERSPECTIVA
Viernes 24.02.2017, hora 8.29

Video de la entrevista

EMILIANO COTELO (EC) —Hace muchos años que Óscar Bottinelli ocupa un lugar destacado en el sistema político uruguayo. Y a pesar de que nunca integró la Corte Electoral (CE), la noche de las elecciones todos esperan que aparezca por televisión para conocer quién será el próximo presidente de la República.

(Audio de Bottinelli dando a conocer los ganadores en distintas elecciones. Los audios son de Canal 4.)

EC —A los 72 años, y después de dirigir la consultora Factum durante casi tres décadas, el nombre de Bottinelli se manejó en los últimos meses para presidente de la CE. En principio, parecía haber consenso entre todos los partidos para designarlo.

Sin embargo, este miércoles él sorprendió al dar a conocer una carta en la que anunciaba que declinaba la propuesta.

¿Qué lo llevó a tomar esa decisión? Vamos a conversarlo con él.

ÓSCAR BOTTINELLI (OB) —Yo aspiraba a volver a anunciar quién era el presidente, pero haciendo lo que al Uruguay le falta, que sea el presidente de la CE que a una hora y media, dos horas de terminada la elección anunciara el resultado.

EC —Ahí está una de las razones de tu preocupación, de tu negativa, en definitiva.

OB —Sí. Antes que nada, en lo que es la culminación de una etapa de la vida es un gran honor el haber tenido el apoyo primero de los cuatro partidos que negociaron, el Frente Amplio (FA), el Partido Nacional (PN), el Partido Colorado (PC) y el Partido Independiente (PI), y, sin haber participado en la negociación, inmediatamente me hicieron llegar el apoyo el Partido de la Gente (PG), de Novick, y Unidad Popular (UP). Es decir que tras una vida de independencia y equidistancia de los partidos, hecha de forma activa y no pasiva, no por no decir nada, sino por decir mucha cosa que genera heridas, fue un gran reconocimiento.

EC —¿Fue una propuesta formal?

OB —Me llamaron las autoridades de todos los partidos.

EC —Entre otras cosas te lo preguntaba porque tú has dicho que hace años te habían hecho esta misma propuesta. ¿Por qué en aquellas otras ocasiones no aceptaste y en esta sí estabas dispuesto?

OB —Son etapas de vida… Mi nombre para la CE viene sonando desde el año 90, fui incluso candidato formal en aquel momento del FA y la coalición de partidos que respaldaban a Hugo Batalla, después de la ruptura entre Batalla y el FA, fue la primera vez que hubo algo conjunto entre los dos, pero hubo una decisión en la Asamblea General, un poco cuestionable, que impidió mi candidatura. Eso fue muy importante para mí, porque gracias a eso desarrollé Factum. Pero a partir de 2006, 2007, se vio que se iba a un esquema en que la CE tenía que ser cuatro del oficialismo, cuatro de la oposición y alguien que fuera un equilibrio y en el que confiaran todos. Me llamaron muchos, en particular varias veces el expresidente Lacalle, por ejemplo.

Ahí colisionaba con mi actividad en un momento muy importante del desarrollo de Factum, era abortarlo. Mi hijo Eduardo acababa de recibirse en el 2005. Y en el 2010, cuando se eligió esta CE, le dije francamente a Enrique Rubio, que era el que comandaba las negociaciones por el FA y coordinaba los cuatro partidos –también fueron muy activos Iván Posada, Luis Alberto Heber–, que no. En ese momento no podía, por todos los proyectos, sobre todo en ese momento iniciaba una serie de proyectos internacionales que me resultaron muy exitosos, no podía abortar lo que estaba haciendo.

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

Escribir Comentario: