Entrevista del martes 22 de octubre de 2019: Luis Lacalle Pou

EC —¿Cómo encaminó la campaña después de este cimbronazo de viernes y sábado? ¿Dio algún giro particular a su discurso?

LLP —No, para nada. Creo que la fórmula, quizás sobre todo Beatriz, ha tenido una actitud muy clara al respecto, ya no como candidata a vice, sino como presidenta del directorio. Insisto, el factor de la decisión compleja nunca es algo grato, pero hay que tomarlo. Obviamente lo que esperan la ciudadanía y la militancia, que en esos momentos nos miran muy fijo y muy firme, y no. Te cuento, cuando llegó la noticia estábamos en Caraguatá, en una reunión tradicional muy linda que se hace que se llama El Caraguatazo, muy folclórico, con caballos, asado con cuero. Después de ahí fuimos a Melo, hicimos la conferencia de prensa, el acto, y seguimos de largo. Al otro día estuvimos en Rocha, en Maldonado, yo ayer estuve cerrando en Florida con una caravana, hoy voy a estar en San José. Seguimos con la misma agenda y con un discurso que ya lo que pretende es ir aterrizando la noche del 27 y los días posteriores. Yo siempre trato de contarles a los uruguayos, de contarle a la gente que va a nuestros actos cuáles son los caminos que vamos a seguir adelante, si todo se da de acuerdo a lo que queremos y creemos.

EC —En esa relación con los eventuales socios de una coalición de gobierno que le tocará encabezar a usted, están arriba de la mesa todo el tiempo las coincidencias y también las diferencias. En particular Ernesto Talvi, el candidato del Partido Colorado (PC), se preocupa con frecuencia de marcar las distancias, de marcar los matices o directamente las divergencias. Por ejemplo, voy a un punto muy global. Después del debate en televisión que tuvieron usted y Daniel Martínez, Talvi opinó que ninguno de los dos había exhibido un proyecto de futuro, sino medidas, medidas sueltas. Y destacó que el PC sí tiene una visión global del futuro del país. ¿Qué contesta usted?

LLP —Yo en esto soy bastante aburrido para estas notas, porque he basado mi campaña buscando coincidencias y descartando las diferencias. Tú lo habrás visto, no ha salido de mi boca una crítica al respecto.

EC —Sí, ha estado muy contenido, eso se nota y lo marcan todos los analistas.

LLP —Sí, quizás el concepto no es contenido, quizás el concepto es que he aprendido a tomar lo principal y dejar de lado lo accesorio. Y cuando uno entiende que el país necesita una alternancia urgente y que esa alternancia se va a construir entre cuatro, cinco partidos, no pierdo tiempo o no voy a contramano de una futura coalición multicolor.

EC —Pero yo le pregunto cuál es el proyecto del PN, ese que Talvi dice que no existe.

LLP —Insisto, quien lea nuestro programa de gobierno… dicho sea de paso allí hay muchas horas, mucho tiempo, mucho cariño de más de 400 hombres y mujeres que hace muchos años que están trabajando juntos. No nos juntamos para jugar un picadito ahora, venimos haciendo un trabajo duro, profundo por todo el país, diagnóstico, con conocimiento cabal. Allí hay una fuerte vocación de recuperar la autoridad del gobierno, una fuerte vocación de justicia social, conociendo los desequilibrios territoriales, los desequilibrios económicos y las potencialidades del país, allí hay un fuerte sostén de ese Estado social típico nacional que nos hizo tan fuertes en los lugares donde realmente hay que incidir y fortalecer. Estoy hablando de la educación, estoy hablando de la vivienda, estoy hablando de la seguridad pública y estoy hablando de la salud, allí donde esas herramientas generan un entramado social con más cohesión y con más igualdad de oportunidades. Queremos ser un país donde la libertad individual inserta en la comunidad sea el centro, la columna vertebral de todas nuestras políticas, y un país que sea un gran país en el mundo, que salga a los mercados, que salga a vender lo nuestro, lo que los uruguayos crean, producen, comercian y prestan en forma de servicios de excelente calidad. Creo que el mundo moderno está ahí esperándonos y el Uruguay está necesitando alguien que venga a sacudirle la modorra para retomar ese camino que nunca debió haber perdido. Y allí está expresado en nuestro programa de gobierno sector por sector, actividad por actividad, y además tenemos el elemento humano que se va a encargar de hacerlo. Porque esto no es negro escrito sobre blanco, acá hay un equipo de gente que está dispuesta a dar sus mejores días con pasión, con razón, con corazón, con vocación de servicio, con generosidad, para nuestro mejor país. Realmente acá hay una preparación intelectual y afectiva muy importante, de mucho tiempo, que está llegando a la recta final y eso nos hace actuar con pasión, pero al mismo actuar con muchísima prudencia y con muchísima paciencia.

EC —Le citaba recién a Talvi. Del otro lado, del lado de Daniel Martínez, el discurso pone este énfasis: lo complicada que sería la gobernabilidad en caso de que usted ganara en la segunda vuelta. Por ejemplo, Ramón Méndez, que es coordinador de programa de Martínez, cuando estuvo el viernes pasado acá en En Perspectiva, decía: “Lacalle Pou va a tener enormes dificultades para armar gobierno con algunas personas que le han dicho que no quieren ver a Manini Ríos ni en figuritas. Lacalle Pou va a ser el presidente y de hecho Manini va a terminar siendo el primer ministro, va a tener tanto poder, no con un ministro como pensaron que iba a tener en su momento, con el 10 % que le dan las encuestas va a tener tres o cuatro ministros por lo menos”. ¿Qué señala? ¿Qué responde usted?

LLP —La capacidad de imaginación del candidato del gobierno y de sus asesores no tiene límites. Porque yo escucho a este señor Méndez y al señor Leal y poco menos que ya saben los números del 5 de Oro que van a salir el domingo, porque están interpretando, obviamente, lo que les conviene.

Yo lo que sí evalúo, y esto es serio, no los pelotazos que tira esta gente, es que el FA ha sembrado aislamiento, el FA no ha construido puentes en estos tiempos y tiene incapacidad en convocar a un partido político, no a cuatro como pretendemos nosotros, para conformar gobierno. Ahí hay una real dificultad en el avance para generar una coalición. Nosotros obviamente tenemos matices, participamos de partidos políticos distintos, con alguno de ellos de 183 años de idas y vueltas, otro con conformaciones de centroizquierda, otros nuevos partidos que están conformando su masa crítica y su masa de pensamiento y acción. Pero nosotros tenemos posibilidad, si actuamos con madurez, si actuamos con un sentir nacional de que hay urgencias que así lo requieren. Hay otros que están aislados. ¿Y por qué el señor Méndez, el señor Leal y sobre todo Daniel Martínez hablan de nosotros? Porque no pueden hablar de ellos. Me encantaría ser periodista por un segundo y preguntarles: ¿y con quién va a hacer un acuerdo?, ¿con qué partido van a establecer una coalición de gobierno medianamente estable?

EC —Por ejemplo, en esta entrevista se lo pregunté a Ramón Méndez y la apuesta es a la capacidad de negociación de Daniel Martínez, al buen trato que tiene con distintos sectores políticos, a la experiencia en la Intendencia, donde en varias ocasiones necesitó votaciones especiales en la Junta Departamental y logró bastante más que eso, logró que las iniciativas salieran por 28 votos o 29.

LLP —Perfecto. Si yo contestaba eso en un examen en diciembre me decían “vuelva en febrero, estudie mejor y vuelva en febrero”.

EC —¿Usted desconfía de esa capacidad de negociación, de esa capacidad para lograr acuerdos?

LLP —No, desconfío no: no la tienen. De hecho no le contestó la pregunta. Si la pregunta era con qué partido va a hacer gobierno, no le contestó, no pueden contestarla.

EC —No, más bien él estaba pensando en acuerdos puntuales, en acuerdos por asuntos.

LLP —¿En serio, con tus años de periodismo, esa es una respuesta aceptable para un gobierno que va a tener que afrontar las dificultades que va a haber que afrontar? ¿En serio alguien sostiene que van a poder conformar un Poder Ejecutivo con esa debilidad de respaldo? ¿En serio?

EC —Es un escenario posible.

LLP —Todavía no terminé. ¿En un sistema que si bien es presidencialista atenuado, o semipresidencialista, va una polenta, una potencia muy fuerte del Parlamento, que tiene que haber una cohesión estable para asegurarles a los uruguayos políticas nacionales que se puedan continuar? No tienen respuesta, el FA está aislado, porque fue lo que sembró estos años, se amparó en una mayoría absoluta que de alguna manera encubrió la soberbia y están solos. De este lado, después del 27 de octubre va a haber una mayoría parlamentaria en el Senado y en Diputados que genera la posibilidad –insisto, la posibilidad– de conformar un gobierno multicolor que tenga una fuerte espalda política y una fuerte espalda popular.

EC —Usted sí apuesta a un acuerdo estable permanente, ha dicho incluso con presencia en el gabinete de los líderes de esos partidos con los cuales se arme la coalición.

LLP —Es que lo otro es inaceptable, lo otro es una imposibilidad. Por eso digo que el FA no puede conformar gobierno, no lo puede hacer. Por eso cuantas veces le pregunte con qué partido harían coalición lo único que pueden hacer es salir tocando por las puntas y no contestando la pregunta. No pueden patear al arco, porque es lo que hicieron. Y no lo pueden resolver ahora porque esto no se hace de un día para el otro, las conductas políticas y las conductas personales para llegar a acuerdo con otros partidos se basan en relaciones de confianza y de respeto, y eso no es lo que ha sembrado el FA y por eso no puede cosechar cosas distintas.

Yo creo en un gobierno que tenga un Poder Ejecutivo con un peso político, y ese peso político puede tener a los líderes o a quienes ellos decidan en el Poder Ejecutivo para que sea un Poder Ejecutivo con una fuerte capacidad de decisión y no un Poder Ejecutivo con capacidad consultiva, porque la urgencia del momento así lo va a indicar. Y el correlato en el Parlamento que sea fuerte, que sea estable y que le dé espalda para seguir adelante con una agenda, para seguir adelante con las urgencias uruguayas.

EC —En esa concepción, ¿cómo encajan estos números de la última encuesta de Cifra, la que se conoció ayer: FA 38, PN 27, PC 11, Cabildo Abierto (CA) 10, Partido Independiente (PI) 2 y Partido de la Gente (PG) 1? Una relación como esta entre los socios que intervendrían en esa coalición, PN 27 y PC 11, pero dice Cifra que CA puede pasar en cualquier momento a ese PC.

LLP —El análisis primario, si estos fueran los resultados del domingo, establece que hay una mayoría clara de los partidos de oposición sobre el partido de gobierno. Esa es la primera observación objetiva y obviamente nos da cierta tranquilidad. La segunda es la que no conocemos, son los distintos pesos relativos de los partidos de oposición que van a estar relacionados en el futuro gobierno. Sobre eso no puedo opinar porque tampoco tenemos los resultados finales. Pero la primera observación, que es la que más me importa, es que allí habría una posibilidad de conformar una mayoría parlamentaria que termine el 24 de noviembre con un Poder Ejecutivo multicolor, integrado por los partidos de oposición, encabezado por el PN.

EC —Pero en su plan estaba básicamente la negociación principal con el PC, y acá podría ocurrir que el principal socio, el de mayor peso, sea CA. ¿Eso cómo cambiaría las cosas?

LLP —La política es el arte de lo posible y entre otras cosas nuestra materia prima de acción es la realidad, no la que yo quiero que sea, sino la realidad. Y es la que vamos a tener a partir del domingo.

***

Video de la entrevista

***

Transcripción: María Lila Ltaif

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: