Interior separa de sus cargos e inicia sumario a tres policías por presunto accionar irregular en episodio que terminó con la muerte de un recluso

El Instituto Nacional de Rehabilitación (INR), dependiente del Ministerio del Interior (MI), dispuso la separación de sus cargos y el inicio de sumarios a tres efectivos policiales a quienes se vincula con la muerte del recluso Carlos Sebastián Nuñez Santos, el 9 de octubre, durante una revuelta en el penal de Libertad

En una conferencia de prensa que convocó especialmente ayer, el ministro Eduardo Bonomi reconoció que la información preliminar que daba cuenta de la muerte del interno debido a un corte propinado por otro recluso no era correcta y que, por ese motivo, se sancionó al jefe del operativo, redactor de ese comunicado.

Además, se sancionó a dos efectivos que participaron del operativo que ese día sofocó los desórdenes en la cárcel y que, presuntamente, cometieron excesos al agredir a Núñez.

La investigación de Petit

El polémico incidente fue el centro del informe especial entregado por el comisionado parlamentario para el sistema carcelario, Juan Miguel Petit, el jueves 29 de noviembre a la Comisión Especial de Seguimiento Carcelario de la Asamblea General.

En base a testimonios de otros reclusos y funcionarios penitenciarios, Petit concluyó que no fue una herida de arma blanca la que causó la muerte de Núñez, sino el disparo a corta distancia de un arma con municiones no letales que le habrían producido un daño irreparable en el bazo.

¿Qué sostenía Petit en ese informe? Lo repasamos:

“Murió a raíz de un disparo de escopeta con munición no letal pero hecho a muy corta distancia, realizado innecesaria e irregularmente cuando se encontraba indefenso y sin posibilidad alguna de agredir a nadie, ya que una reja lo separaba del personal policial. El disparo, que entró por su espalda, le habría provocado el estallido de un órgano interno, probablemente el bazo, provocando una gran hemorragia”.

Un día después de publicado el informe de Petit, las autoridades del MI cesaron al director nacional del INR, el comisario mayor Gonzalo Larrosa, que había avalado la información primaria que entregada por el responsable del operativo y, asimismo, fue quien declaró sobre los hechos para la Unidad de Comunicación de la cartera, que, a su vez, informó a la prensa.

Bonomi, de todos modos, deslindó el cese de Larrosa a este hecho y lo ubicó como parte del proceso de descentralización del INR. Recordó que el ministerio presentó un proyecto de transformación del INR como un servicio descentralizado, separado del MI, y añadió que la remoción procura darle mayor velocidad a ese proceso.

Investigaciones

Lo ocurrido el 9 de octubre en el Penal de Libertad está bajo investigación administrativa en el MI, pero también en la Fiscalía de la ciudad de Libertad, que entiende en la causa.

Ayer por la mañana el ministro se puso a disposición de esa sede para responder sobre cualquier interrogante que surgiera acerca de los hechos y sobre cómo se procedió a divulgar la información.

Según explicó, decidió comparecer ante la fiscalía debido al planteo de legisladores de la oposición, que lo acusaron de haber ocultado por más de un mes las verdaderas causas de la muerte de Carlos Núñez. Para este señalamiento, los legisladores opositores se basaban en que Petit le informó de sus investigaciones al ministro durante el mes de octubre, varios días antes de su primer aviso a la comisión bicameral, que fue el 1 de noviembre.

Si bien no profundizó en detalles, Bonomi reconoció que la versión primaria divulgada por la cartera era falsa, pero afirmó que las pesquisas llevadas a cabo hasta el momento no permiten concluir que Núñez perdiera la vida debido al daño causado por la munición no letal disparada desde la escopeta de un policía.

En todo caso, el informe forense parece ser la pieza clave que permitirá conocer a ciencia cierta el motivo de la muerte del recluso. Ese informe, dijo el ministro, ya está en poder de la Fiscalía.

Lo que sí está claro es que el procedimiento policial fue más allá de lo previsto, pero Bonomi fue cauto en no aventurar conclusiones.

 

-En las cuestiones urgentes no reciben órdenes inmediatas para que operen. Tienen un contexto en el que tienen que operar, la orden está dada anteriormente. En ningún momento está dada la orden de tomar determinadas medidas que afecten la vida de las personas privadas de libertad. Si lo hicieron de manera individual o colectiva, eso es algo que está en investigación. Y yo no voy a opinar antes.

-¿O sea que ahí se salieron de la orden, de lo prestablecido?

-No voy a opinar antes de que termine la investigación.

 

Independientemente de estas palabras del ministro, el informe del comisionado parlamentario recomienda que “más allá de la instrucción que se da habitualmente a los funcionarios, el Instituto Nacional de Rehabilitación formule un claro y conciso Protocolo o Guía para el uso de armas de fuego con munición no letal, agentes químicos y otros elementos, con pautas claras para las medidas que se deben tomar automáticamente en caso de que existan personas heridas en la situación”.

Video

Un elemento clave en la investigación de este incidente ocurrido en el Penal de Libertad es una filmación hecha en una cámara Go Pro instalada en el uniforme de un oficial del Grupo Especial de Operaciones Penitenciarias.

Según publicó el semanario Brecha el pasado viernes, ese video contiene un registro parcial de lo acontecido y comienza cuando Núñez ya se encuentra herido en el piso.

En la grabación se ve y escucha al jefe del operativo mientras ordena que se detengan todas las cámaras de los uniformados. También se muestra a dos policías que pasan al lado de Núñez, que está herido y tendido en el piso, y lo golpean con un puntapié cada uno.

Petit hace referencia a esa filmación en el informe que elevó al Parlamento, pero también da cuenta de la inconsistencia de ese video con los testimonios recogidos de los funcionarios carcelarios.

Concretamente, el comisionado sostiene: “La filmación de la guardia externa que llegó al lugar como refuerzo, muestra a Nuñez ya caído en el piso, cerca de la reja donde estaba la guardia. Muchos funcionarios, sin embargo, han dicho que no vieron a ningún caído de la refriega en ese lugar y que se enteraron que había un herido grave –luego muerto- recién en momentos en que era atendido en el centro médico”.

Ayer, durante la conferencia de prensa, Bonomi apeló nuevamente a la cautela a la hora de extraer conclusiones sobre el contenido del video.

 

-Tengo el video conmigo. La demora en la investigación administrativa no va a ir más rápido que la investigación penal. Sí tenemos claro algunas responsabilidades, pensamos que a pesar de que lo que tenemos es importante, puede haber más cosas. Entonces, las más cosas que aparezcan pueden surgir de la investigación penal. Por lo tanto, no tenemos apuro. Están separados del cargo, nos tenemos apuro.

-¿Cuáles son las responsabilidades que se detectan con el video?

-Si digo las responsabilidades que se detectan en el video, estoy hablando de lo que está bajo secreto de presumario. Y no lo puedo hacer, así que no lo voy a decir.

 

¿Prácticas habituales?

Otra filmación reciente, que el diario El País menciona en su edición de hoy, muestra a una veintena de policías reprimiendo el enfrentamiento de cuatro reclusos que salieron de dos celdas a la «planchada» y se enfrentaron con internos de otra celda. En el video –dicen los periodistas que lo vieron- se escucha los disparos realizados por los guardias. Los cuatro reclusos se tiran al suelo. Por lo menos dos policías disparan balas de goma a los presos a menos de dos metros de distancia, sabiendo que estas pueden provocar heridas letales. Cuando los reclusos son reducidos, otros guardias les pegan patadas en el suelo y culatazos.

El matutino agrega que esta grabación pone de manifiesto que esas prácticas son corrientes en las principales cárceles del país.

Defensa de los policías

Según supo En Perspectiva, el sindicato policial y sus representantes legales no patrocinarán a los tres efectivos policiales separados del cargo e investigados por el episodio.

Desde el gremio se confirmó que hubo algunas consultas sobre la situación legal de estas personas, pero que luego ello no se materializó en un pedido de amparo o de representación.

¿Censura?

En tanto, en el Parlamento, este asunto estará en el orden del día de la sesión del jueves del Senado. Ese día, se discutirá la moción de censura de los actos de gobierno del ministro del Interior a raíz de una solicitud de todos los senadores de la oposición.

Entre los hechos reseñados para fundamentar la censura de Bonomi se encuentra el manejo público de la información de estos hechos acontecidos en el penal de Libertad.

En la justificación de la moción de censura se acusa al ministro de “encubrimiento del homicidio” del recluso. Este señalamiento llevó a que Bonomi dejara de lado, por el momento, la posibilidad de responder formalmente sobre el informe de Petit ante la Comisión Especial de Seguimiento Carcelario de la Asamblea General.

***

Nota relacionada
Comisionado carcelario Juan Miguel Petit reclama cerrar el penal de Libertad, pide acuerdos partidarios sobre reforma penitenciaria y concebir unidades de pequeñas dimensiones

Informe relacionado
Informe de Juan Miguel Petit sobre preso muerto en el Penal de Libertad

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: