Aumentó el número de personas en situación de calle en Montevideo: 18% en tres años

El Ministerio de Desarrollo Social (Mides) informó ayer que, en el relevamiento efectuado durante la noche del 9 de abril, se contabilizó en Montevideo un total de 2.038 personas en situación de calle, de las cuales 1.043 se encontraban a la intemperie y 995 en refugios del Mides. El censo fue realizado por el Ministerio de Desarrollo Social (Mides) con el apoyo de varias agencias de las Naciones Unidas.

La Mesa de los Viernes analizó esos esos datos, y la audiencia hizo llegar sus opiniones.


De acuerdo con Ana. Yo no sé qué hacer cuando paso al lado de una persona tirada en la calle.

Rosario


Ojalá se pueda tomar el problema de las personas en la calle más como una producción que dé déficit o fracaso. Vivimos en una «fábrica» de marginados.

Álvaro


Saludos a La Mesa y en especial al ingeniero Grompone, a quien felicito por su capacidad de síntesis y por sus claras y fundadas opiniones.

Desde San José


Estoy de acuerdo en que medidas de shock no servirían, pero el “buenismo” no sirve. La opción de vivir en la calle no debe existir. Represión, represión, represión.


¿No es un disparador para una crítica profunda de la posmodernidad? ¿Por qué tanta gente quiere autodestruirse?

Pablo


¡De acuerdo, Sarlo! El problema son los progres, el buenosmo.


Internación compulsiva. Ya lo dije una vez y me tildaron de racista… ¿Te acordás, Emiliano?

Elder


La problemática de las personas en situación de calle es algo que nos debe llevar a una reflexión muy profunda. Hay que conocer los motivos por los cuales están allí.

La mayoría opta por esa situación: problemas de vínculos (familias que no logran convivir con quienes son adictos/as), problemas de salud mental (la mayoría), ex convictos que no logran insertarse en la sociedad…

Es fundamental que esto no se use políticamente y se estudie junto a técnicos/as.


Barbaridad: no hay punto de comparación entre Madrid y Montevideo. Madrid es una urbe bien gestionada, limpia y ordenada. Los homeless son muy pocos y se nota que son casos de gente que está en la ruina moral y psicológica, no son cuidacoches que eligen vivir en los portales, ni ex-presidiarios. Y vayan a ciudades más pequeñas, como Zaragoza: impecables.

Yo he visto homeless en Estocolmo, uno (1), que vino a pedirme limosna en una estación de trenes…


Nada tiene que ver con políticas sociales, porque tiene que ver con otras cosas. Vayan a San Diego en Estados Unidos de América y verán lo mismo exactamente.

No es de políticas sociales, porque varios de estos chicos tienen hasta profesión. Se llama desestructuración psíquica.


Creo que la sociedad vive en un marco regulatorio según el cual la vagancia no es una forma de vida, es un delito inclusive.

Cristina, de Pocitos


Qué lástima que no esté presente alguien que sepa sobre el tema. Las Organizaciones de la Sociedad Civil podrían aportar desde su cotidiana labor.


Las políticas sociales en Salto son insuficientes y mal atendidas.


Acá, en la ciudad de Salto, hay mucha gente durmiendo en la calle. Otro tema muy muy preocupante: cada vez más gente revolviendo y comiendo de la basura. Muchos promedian los 30 años, y lo vemos a diario. En algunos casos el hombre de cabeza en los contenedores y a su lado su pareja, con un niño en brazos y otro niño o niña a su lado, buscando comida. Es muy, muy triste.

Y este tema en Salto va creciendo: hoy hay 27 asentamientos en Salto y cinco en el interior del dpto.

Edgardo


Se introduce una palabra nueva: rotación, y el mensaje es que el problema es la rotación. Que quienes estaban en la calle ya no están. ¿Por qué no están? ¿Solucionaron su situación, fallecieron, qué sucedió. Y ahora, en el inicio de la campaña electoral, nos enteramos que el supuesto problema está en la rotación. Es sorprendente el poder de las palabras.


Si con las prestaciones del.Mides ponemos el grito en el cielo, imaginemos que se pague alquileres a personas en situación de calle: seria toda una disrupcion.

Julio, de Rivera


Esperaba de ustedes, queridos y admirados contertulios, otras consideraciones sobre este tema tan complejo y universal.

Edgar Lanza


Escribo desde Finlandia. Acá casi resolvieron el problema. Construyendo edificios de apartamentos donde los alojan (cada cual en el suyo). En el mismo edificio trabaja personal del Sistema Social. No se los condiciona. Se los trata. Por ejemplo, no se les prohíbe tomar alcohol. ¡Ni tener perros!

Asdrúbal


Este nuevo mundo de la gente en situación de calle es en todas partes del mundo es un problema muy grave. En San Diego, hermosa cuidad es increíble la cantidad de gente en la calle. Envío una foto de diciembre 2018.


Seguramente, muchos recordarán hace 40, 50 o 60 años a los famosos “caminantes”, personas que vagaban por los caminos del país y vivían del “conchabo” o “changas” en el campo, en parcelas medias o pequeñas donde ayudaban en las tareas rurales y luego seguían su camino. Hoy, mucha tierra en manos de poca gente y muy tecnificada. Aumentaron los “caminantes” urbanos y luego vienen la droga y el delito.


Gente durmiendo en la calle ¿y cuanto es que tenemos que invertir en el tren para UPM, cuánto dinero?

Daniel


Bien lo de Grompone: ¿va a haber trabajo para todos, vamos a cortar el flujo de nacimientos, sabiendo que no va a haber solución laboral en el futuro?


Aquí en la moderna Santiago de Chile, también vive gente en la calle. Y hace unos días murió uno de frío.

Rodrigo


La mesa afirma ideas erróneas. Los refugios no solo dan cama. Se introduce al usuario en la salud afiliándolo a Asse, le sacan el documento de identidad, se deriva a dispositivo Ciudadela para derivación a tratamiento por consumo de drogas, a la red de salud mental, se le tramitan pensiones etc . En este país el consumo no está penado desde 1974. Repito: el consumo es libre.

Trabajo en esto desde 1985. Reconozco las carencias, me desvelan las soluciones, pero no se puede afirmar ciertas cosas.

Marina


No hay fracaso de las políticas sociales, hay fracaso de la sociedad.

Uri


Literatura actual, “Pichis” sensibiliza en el tema. Su autor, Lasalt, mira y ve esa complejidad social,

Libro corto de lectura intensa.


Pongan a los presos a trabajar, que les retengan la mitad y se los den cuando salgan.


Me da vergüenza (y de la ajena, que es la peor) que se diga que el aumento de la indigencia no es responsabilidad del gobierno… patéticos.

Marrón, del Estadio


¿Estarán fracasando las políticas para la rehabilitación, o serán insuficientes por recursos? Queda claro dónde está el problema y el título por el cual las dan como fracasadas, el “achiquen el estado”…


Artículo 44:

El Estado legislará en todas las cuestiones relacionadas con la salud e higiene públicas, procurando el perfeccionamiento físico, moral y social de todos los habitantes del país. Todos los habitantes tienen el deber de cuidar su salud, así como el de asistirse en caso de enfermedad. El Estado proporcionará gratuitamente los medios de prevención y de asistencia tan sólo a los indigentes o carentes de recursos suficientes.

Este artículo no es aplicable al tema.

Gustavo Pini


No pueden dormir en la calle. Debería ser ilegal. Si está permitido obviamente cada vez van a ser más. Hay que legislar y pensar en lugares para su contención.

Alicia, de Pocitos


El tema es muy complejo y tiene múltiples aristas. La sociedad uruguaya y particularmente la montevideana están disconformes con las políticas públicas. Sin embargo, se puede constatar cómo se les da dinero a ocasionales cuidacoches que son evidentemente mendigos y además tienen otra actividad económica que les permite subsistir y es el comercio de drogas.

Como dijo Ana Ribeiro, viven porque el sistema capitalista y de consumo genera desechos. Como dijo Grompone, la convivencia debe exigir obligaciones. Y yo agrego que las corrientes de pensamiento psiquiátrico no están de acuerdo con el encierro compulsivo.

Urgentemente habrá que tomar medidas que serán controversiales. La calle no puede ser vivienda de nadie. Y no se debe dar ayuda sin contraprestaciones y politicas públicas de salud mental.

Mónica


Tampoco puede haber más trabajo si nadie está dispuesto a trabajar por menos cuando no da. Yo lo he aceptado y me fue muy bien.

Álvaro


La óptica del Mides es errada en las personas en situación de calle como en otras vetas. Ayer la ministra estaba orgullosa de la presentación de 18.000 postulantes para 3.000 cargos del ministerio. La retribución es menor al sueldo mínimo nacional. El trabajo es por 6 horas y paga $8.000.

No podemos caer otra vez en comparaciones a nivel mundial. Cuantos viven en la calle en otros países no nos interesa. En San Francisco, ejemplo, hay que esquivarlos como obstáculos. Cuántos indigentes, delincuentes o cualquier otra cosa nos interesa atender a los de acá. Basta de globalizar nuestra tarea, faltan políticas que sean revisadas para conocer como resultan.

Sergio, del Prado


Me parece que ese paisaje está para quedarse e incluso agrandarse en número de personas , como en otras partes muere gente desnutrida por falta de alimentos y agua, eso fue de la mano del crecimiento demográfico mundial y la automatización de los procesos que ocupa menos mano de obra, a diferencia de lo que llegó ahora (la robótica), que crece a paso agigantados y rápidamente. A diferencia de la automatización que fue más lenta y más larga en el tiempo , la robótica en periodos cortos dejará a muchísima gente sin trabajo.

¿Llegaremos a ver a gente muriendo en Uruguay por falta de lo elemental? ¡Es preocupante! Los que sostienen que la robótica no corta mano de obra están faltando a la verdad .

Daniel Dotti
Juan Lacaze, Colonia


La encuesta del Mides es un buen aporte. Nos da varios ratios. Negros, drogadictos, ex presos, patologías mentales. Muy jóvenes. Recuperables. 69% ex presidiarios, ahí nos dice una de las grandes carencias, las cárceles no rehabilitan y además excluyen al salir de ellas.

Un indicador no menor es la salud mental, que muchas veces está asociada a consumo de alguna droga, antes o después de la patología.

¿Cómo empezamos? ¿Cómo se generan, qué situación es la más común? ¿Sólo les damos refugio y cultivamos la lástima, el peor de los sentimientos?

Me gusta trabajar en el origen.


Como dijo el contador Enrique Iglesias, mientras haya esta gran injusticia de concentración de riqueza habrá estos desequilibrios.

Es inmoral el modelo de trabajo, consumo, despilfarro, acumulación.


No se imaginan la cantidad de personas en situación de calle en Las Piedras (Canelones). Acá no hay refugios nocturnos y si llamas al Mides no tienen respuestas para la zona. De mañana miras por la ventana y parecen zombies, todos deambulando por las calles en busca de sustento.

Gustavo de Las Piedras.


Vía correo electrónico:

En Edimburgo en el siglo 17 se tenía el derecho a matar a los mendigos que se encontraran de noche en la calle.

Eso produjo que se construyeran subsuelos en los edificios con nichos para dormir para mendigos.

El sistema era tan poco higiénico que la primer peste que llegó a la ciudad mató al 95% de la población.


En Madrid, como en Barcelona, se ha incrementado la gente en calle por aplicación de políticas seudoprogresistas. No se veía antes, y voy mucho Un ahorro importante de gente en calle es el impacto en la seguridad, al menos en Montevideo


¿Libertad en personas que en general no están bien mentalmente? Inhumano es dejarlos allí


El argumento de la libertad de Sarlo es raro, Se puede decir que tenemos la libertad de matar, pero tiene un costo 30 años de carcel, después salimos como muchos que lo han hecho.


San Francisco, una ciudad más chica que Montevideo (880.000 personas), y mucho más rica, tiene en 2019 más de 8.000 personas en situación de calle.

Ver aquí.

Eduardo


 

Nota relacionada

Número de personas en situación de calle aumentó 18 % en tres años


Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. La vasta hilera de comentarios publicados es un mosaico de pinturas contradictorias, desde la pincelada sensata hasta el intolerante brochazo.
    El que vencido por el sueño, duerme en la calle, sueña igual que el que también vencido por el sueño duerme al abrigo, cada cual duerme su sueño donde puede.

    Reply

Escribir Comentario: