Después del clásico de fútbol en el estadio Campeón del Siglo

Unos 700 agentes de policía fueron desplegados ayer en la zona metropolitana y 1.200 en todo el país, en torno al estadio Campeón del Siglo y en controles de ruta y terminales de ómnibus, con motivo del primer partido entre Nacional y Peñarol que se jugaba en el estadio aurinegro.

La Policía detuvo a cuatro personas: tres hinchas de Nacional por provocar daños en los ómnibus que transportaban a esa parcialidad hacia el estadio, y uno de Peñarol acusado de desacato en la entrada a la cancha. Además se constató destrozos en los baños de la tribuna donde se ubicaron los 2.000 parciales de Nacional autorizados a ingresar.


No olvidemos que somos uruguayos, y siempre le buscamos algo. Se logró el objetivo propuesto y, desde hoy, a mejorar. Bienvenido el fútbol.

Roberto, Carmelo
Vía Whatsapp


¡Excelente la postura de Talvi! Somos tres millones, un evento deportivo en la capital requiere de más de 1.000 efectivos en el operativo. Fue exitoso, pero ¿debemos naturalizarlo? ¿Cuántos servicios hubo que descuidar durante esas horas? ¿Qué pasa con nuestra convivencia ciudadana? No naturalicemos estos operativos, reflexionemos con objetividad.

Rossana, San José
Vía Whatsapp


Y ni que hablar del tiempo que llevó salir del embotellamiento que se generó luego del partido ¡Llegué a mi casa cerca de las 21!

Richard, Cordón
Vía Whatsapp


Cuando el operativo sale mal todos los palos a Bonomi y al Ministerio del Interior. Cuando sale bien, “Ah, no; esto no se puede hacer más así”. ¿Quién entiende?

Gabriel
Vía Whatsapp


1) No es un operativo (término militar): es un procedimiento policial (palabra que consta en todas las normas que rigen la actuación del Ministerio del Interior).

2) La distracción de 1.000 policías menos en una ciudad como Montevideo es un dispendio inadmisible.

3) Si viene el Mundial, ¿cuántos policías serían necesarios: 10 mil?

4) El desastroso atascamiento de tránsito que produjo –nada menos que la ruta al Aeropuerto de Carrasco– lo sufrió mi esposa, que fue a esperar y traer un miembro de la SCJ de Ecuador y pasó dos horas sin poder mover el auto, rodeada de imbéciles cabezas de pelota de futbol que tomaron toda la avenida.

5) ¿Qué va a pasar en plena ciudad cuando sea al revés, y Peñarol juegue en el Parque Central (con una ubicación inadmisible, en medio de la ciudad con calles de 15 metros de ancho?

6) La policía está para cuidar el orden público (nosotros y nuestra conducta en las calles) no para ir a cuidar a dos hinchas de dos cuadros privados que van a un espectáculo privado en un estadio privado.

Vía Whatsapp


Pregunto a la Mesa por qué todos los uruguayos tenemos que pagar los costos y las incomodidades de una actividad privada entre privados como es el fútbol.

Pablo
Vía Whatsapp


Seguramente no lo van a leer. Yo soy uno más de los que quiere que vuelvan los clásicos al Estadio Centenario.

Alejandro Astor
Vía Whatsapp


El tema es a futuro. Hay que cuidar al espectador. Si seguimos alejando al público de las canchas con la violencia, matamos al fútbol local y vamos a terminar viendo sólo el europeo y el de la Champions League.

Vía Whatsapp


Soy manya y estoy en la onda de ir a ver fútbol a canchas “chicas” para conocer otros estadios que tienen mucha historia. A mí me pudrió la violencia. Ni loco voy a ver a Peñarol.

Andrés
Vía Whatsapp


No sé por qué se habla de “violencia en el fútbol”. ¡Es la violencia de la sociedad, está en todos lados! ¿O es que en la calle, el tránsito, etcétera, no hay violencia?

Vía Whatsapp


¿Saben cuánto tiene que pagar los grandes para jugar en el Centenario?

Vía Whatsapp


Es horrible pero es verdad, si está bien sacar el dinero de la calle para que no te roben, legalizar la marihuana para combatir el narcotráfico, ¿por qué no eliminamos los clásicos o el futbol local para combatir a los violentos?

Nelson
Vía Whatsapp


Por el año 58 iba al estadio con un tío hincha de Peñarol, y recuerdo que compraba cerveza en el estadio.

Heber
Vía Whatsapp


Estamos cosechando el odio que como sociedad hemos cultivado. Muy triste, y el Estado tiene gran culpa por dejar que se llegara a este extremo.

Se oponen algunos a la reforma de Larrañaga y ponemos 2.000 policías para un partido de futbol.

Vía Whatsapp


Lo veo como que Peñarol fue una demostración de un ego sin límites, costara lo que costara.

Vía Whatsapp


El Campeón del Siglo es un muy buen estadio para entrar y sacar hinchadas. Quiero ver lo que van a tener que hacer para llevar al estadio de Nacional a 2.000 hinchas de Peñarol, cuando queda en el medio de un barrio donde permitieron hacer un estadio para 30.000 personas.

Vía Whatsapp


¿Vale la pena como sociedad? Porque no podemos permitir que un espectáculo como el fútbol no se juegue con ambas parcialidades. Yo apuesto a que esto es integral: ir con amigos y familiares de Nacional y Peñarol. Hay que organizar un clásico así, de abajo hacia arriba es como se soluciona haciendo una movida de este tipo

Juan Carlos Nicolini
Vía Whatsapp


No olviden que en el Cerro hubo clásico el sábado (y ganamos, dicho sea de paso), y el esquema de seguridad fue un éxito. Ningún problema dentro ni fuera del Olímpico.

Vía Whatsapp


¿Quiénes pagan los gastos de esa seguridad policial para el partido?

Vía Whatsapp


¿Alguien calculó el gasto por el operativo? ¿Quién lo paga? Seguro que Juan Pueblo. Casi un policía por hincha visitante, un despropósito.

Daniel, Fray Bentos
Vía Whatsapp


Rumbo a Salto. Hermoso día de una prometedora semana.

De acuerdo con Talvi. No sé de qué estamos orgullosos. Nos tienen que llevar traer revisar.

La verdad es que no se conforma el que no quiere.

Jorge, Bella Vista
Vía correo electrónico


Luego de escuchar esta tertulia y otras, la verdad verdadera es que el Campeones del Siglo les duele y mucho a todos los no peñarolenses.

Cristina
Vía Whatsapp


El operativo fue un éxito y de los males de una sociedad fragmentada no se puede responsabilizar al fútbol, y mucho menos pretender que el fútbol lo solucione.

Vía Whatsapp


Espero que este clásico sea el comienzo de un (largo) camino hacia una transformación en el público del fútbol. Me gustaría, algún día, poder ir a un clásico con mis amigos y parientes, que son de distintos cuadros, y poder disfrutar de un espectáculo en paz.

Vía Whatsapp


Sobre los carteles en la ruta con la gallina de Nacional y eso, ¿qué dicen? Triste imagen la de ómnibus escoltados por el FBI, la KGB, cazas rusos, etcétera.

Vía correo electrónico


Me gustaría saber cuál fue el costo total de un operativo por un partido de fútbol para montevideanos y canarios principalmente. Pagamos todos los uruguayos –un platal, supongo– para que ahora todos digan que fue un éxito.

Me pareció patética la imagen de media tribuna vacía. Me dio vergüenza.

Vía Whatsapp


Todo el operativo empuja cada vez más a que los partidos se vean desde la casa, en alta definición y en familia. Es triste, pero es lo que están buscando.

Vía correo electrónico


¿Se dan cuenta de que estamos festejando que con motivo de un partido de fútbol no hubo incidentes violentos, cuando eso debería ser normal en una sociedad sana? Da para pensar, ¿no?

Osvaldo
Vía Whatsapp


No olvidar que a muchos uruguayos/as no nos interesa el fútbol. “Lo mal que estamos como sociedad”. No me identifico con esto.

Rosario
Vía Whatsapp


En Europa no se puede caminar por la calle los días de los partidos clave. Es una guerra entre hinchadas y policía. Terrible. Cada vez peor. Lo he vivido en Madrid, Londres, Barcelona hace apenas 15 días por última vez y ni hablar París. Además. Los visitantes en cualquier estadio europeo no existen. Se les otorga un espacio testimonial apenas. ¡Por favor, menos inocencia!

Eduardo
Vía Whatsapp


Lo del operativo de ayer me hizo acordar a cuando Rocha salió campeón y mostraban que entrenaban en un campo con vacas. Y lo mostrábamos con orgullo.

No tiene pies ni cabeza. Mediocridad en las cabezas que es la peor de las mediocridades.

Vía correo electrónico


El mensaje a la sociedad, si se juega sin entradas de visitantes, es espantoso. Es admitir que no se puede ser civilizados, y que las opciones de cualquier tipo son a muerte.

Vía correo electrónico


Si ayer fue necesario ese insólito operativo en los alrededores del Campeón del Siglo, ¿qué tendrán que hacer entonces en el Gran Parque Central? Dicho sea de paso, ¿no fue un disparate autorizar esa ampliación en un barrio tan poblado?

Héctor del Buceo
Vía Whatsapp


Soy un bolso moderado. Creo que el 1-1 fue el mejor resultado. No perdió Nacional, y Peñarol no deberá demoler el estadio para sacarse el estigma de perder el primer clásico jugado en el CDS.

Luis Felipe, Barrio Larrañaga
Vía Whatsapp


Se vendieron 3.600 entradas para hinchas de Nacional. Deben estar perfectamente identificados, por tanto se les debe dividir el costo de la reparación.

Después de pagar varias veces, se van las ganas de hacer daño. Quedó comprobado con muchos temas (tránsito por ejemplo), lo único que da resultado es la punitiva de tipo económica.

Vía Whatsapp


Una vergüenza todo: en el único lugar donde no hay cámaras, los baños, no refuerzan la guardia. Por otro lado daba pena ver sólo 2.000 hinchas de Nacional en el medio de toda la tribuna. ¿Quién tuvo la brillante idea de esa pequeña cantidad? El operativo parecía antiterrorista, y a eso le llaman exitoso. Qué generosidad.

Vía Whatsapp


¡Al fin lo lograron! Hoy me hartó la reiteración sobre el clásico. Hoy apago a Emiliano y me voy a FM!

Vía Whatsapp


Notas relacionadas

Jefe de seguridad de Peñarol: Clásico en el Campeón del Siglo es el resultado de un proceso que comenzó con el incidente de la garrafa en 2016

La Mesa, 13.05.2019. Operativo del clásico en el Campeón del Siglo fue un “éxito”, según Ministerio del Interior

 


Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Yo recuerdo, hace varias décadas, cuando íbamos todos juntos al Estadio, se sacaban las entradas en el momento en las boleterías, no había separación de hinchadas, y no pasaba nada. Iban barras de amigos del café, hinchas de Nacional y Peñarol, y más allá de algunas cargadas, volvían todos juntos y seguía la amistad. Y lo más grave que podía pasar era que dos personas se fueran a las manos en una discusión; casi siempre los separaba la propia gente, o a lo sumo aparecía un policía y los llevaba a «la novena», donde tomaban nota y los soltaban. ¿Dónde habrá quedado todo eso?

    Reply

Escribir Comentario: