Recuerdo y homenaje a las tertulias con José Claudio Williman

Luciano de Castro Macedo, oyente del programa, recuerda a su madre y lo que significó escuchar para ambos La Tertulia de En Perspectiva.


Con mamá escuchamos hasta «La Mesa de Williman», los dos coincidimos siempre en su brillantez, nos encantaba coincidir tanto en el concepto que teníamos de cada tertuliano. Los comentarios de Williman eran los que nos despertaban más curiosidad y hasta nos hicieron estudiar o repasar para seguir nuestros comentarios post mesa.

Las intervenciones de Maggi eran para ambos elegantísimos conceptos cimentados en una vida riquísima que no siempre nos hacían coincidir fácilimente, nos daban un poco mas de trabajo que los de los demás para depurarlas.

Disfrutábamos mucho que esté Grompone, sabíamos que era mas probable que estemos de acuerdo en no estar de acuerdo con él pero con su altura, respeto hacia los demás y sobre todo, respeto a su verdad y a su discurso, era un gusto ver su ingeniería dialéctica.

Estaban las intervenciones de Matilde, imagínense que en casa había pósters de ella de la 504 así que con hay una cercanía desde mi niñez. No hace falta que aclare mucho al respecto, ¿no?

En general dejábamos para el final al Ruso, con él también estábamos de acuerdo siempre entre nosotros pero no siempre con él. Más de una vez nos sorprendió con posturas que nos estaban hacer más cerca de lo que pensábamos de él y sobre todo, el postre era su humor. Es de las personas que me hace reír más, sin que sea excluyente su contenido (aclaro).

La Mesa en la que celebraron la vida de Williman para nosotros fue un acontecimiento, lo homenajeamos por medio de ustedes y aprendimos juntos ese día, lo importante de celebrar la vida de quienes se nos van.

Unos días después, el día de La Batalla de Las Piedras del año 2015, mamá se fue a causa de una operación cardíaca. No lo esperábamos y eso nos afectó mucho a los cinco hijos y a su millón de amigos. Pero yo todavía tenía ese gusto de haber aprendido días antes, con ella, a celebrar la vida de quienes fueron importantes para nosotros.

Por eso, querida Mesa, cuando se acercan estas fechas de mayo (la de Williman y la de mi vieja) me acuerdo mucho de todo esto que les relato. Muchos años fueron un motivo de encuentro con mi mamá, hoy quiero homenajearla contándoles nuestras historias a ustedes y agradecerles por la oportunidad con la que «celebraron aquella vida».

Luciano de Castro Macedo
Vía correo electrónico


De nuestro archivo
El festejo de la vida de José Claudio Williman, 11.08.2006

Nota relacionada
Maggi y Williman: Una discusión imperdible sobre el Himno Nacional y Francisco Acuña de Figueroa


¿Cómo te comunicás con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: