¿Machismo, acoso, galantería, puritanismo?

La Mesa discutió este jueves el manifiesto publicado en el diario francés Le Monde, firmado por artistas e intelectuales entre ellas Catherine Deneuve, a propósito de las múltiples denuncias por acoso sexual y cómo tipificarlo. Varios oyentes aportaron su punto de vista.


En el ámbito del espectáculo, la verdad debe ser completada con las mujeres que usan la seducción como herramienta para lograr el éxito en perjuicio de otras mujeres contra las que compiten…

Oscar Muller
Vía correo electrónico


Estoy al tanto de que muchas niñas, sin vigilancia de sus padres, envían fotos inapropiadas a través de las redes, que luego son utilizadas por psicópatas para sus propósitos. Ahí falla la familia.

Desde todos los tiempos el hombre, figura masculina, ha abusado de su poder y su condición física para dominar y someter a la mujer, y está bien que ahora se diga lo que hay que decir,  sin deformar.

Marcos Graña
Vía correo electrónico


Los movimientos que terminan extremando temas, ideología mediante, llegan a un punto de saturación. Creo que la reacción tiene que ver con el abordaje: los hombres son malos, las mujeres buenas.

Tenemos que evitar extremos que desvirtúen los genuinos reclamos.

María Bustillo
Vía correo electrónico


¿Por qué será que los machistas siempre comienzan su discurso diciendo “Yo no soy machista”, pero a la segunda frase ya se ve realmente por dónde van?

¡¡¡EL COOOOLMOOOOO!!! NIEGA LA DIFERENCIA DE SALARIOS ENTRE HOMBRE Y MUJER. ¡QUE SE SAQUE EL BALDE, POR FAVOR!

A ningún hombre machista, que son la mayoría (porque así es nuestra «cultura» que pretendemos cambiar), todo lo que sea para cambiar los valores le va a venir mal.

También hay mujeres madres machistas; si no, no sería tan grave este problema.

Precisamente ¿por qué una gran mujer tiene que estar «detrás» del hombre y no delante? Porque no se lo permiten o porque ella asumió que ese es su rol, así se lo enseñaron, así la educaron.

Teresa Noceti
Vía correo electrónico


El nivel intelectual y emotivo de la interlocución del feminismo al cual apoyo, va por el sendero de Simone de Beauvoir. Por ahí.

Juan Torres
Vía correo electrónico


Todavía no han tocado un tema central del manifiesto de Deneuve y colegas: hay que preguntarse –como lo hacen ellas– qué es acoso y qué no lo es.  Ellas están diciendo que, si se define lo aceptable de un modo demasiado estricto, se interfiere con las interacciones normales entre los sexos. Eso debería discutirse.

Eduardo Ríos, desde Chicago.
Vía correo electrónico


Gran verdad: no se necesita cuota, tampoco que todo sea culpa del hombre; se pasaron para el otro lado. ¡Tiene que haber un término medio!

Sandra Gatto
Vía correo electrónico


Mesa relacionada
Cien artistas e intelectuales francesas se manifiestan contra el “puritanismo” sexual


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

2 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Hay una cuestión instintiva en la especie humana, que hace que las mujeres tratan de mostrarse atractivas, en tanto que los varones alardeamos de ser conquistadores. Por eso, las mujeres en general siempre se preocupan por su vestimenta, su peinado, su aspecto físico en general, en tanto que los hombres buscamos seducir a las mujeres y hablamos de nuestras conquistas. Esas tendencias instintivas, la educación, la civilización, las buenas costumbres, hacen que deban ser moderadas, fijando pautas de tolerancia dentro de las cuales no se considera una agresión. Eso es, precisamente, lo que debemos recuperar.

    Reply

Escribir Comentario: