“Más maestros como Noelia” en las escuelas

Los alumnos de la pequeña escuela rural Nº 56 en el departamento de Paysandú, a 33 km de la ciudad de Guichón, utilizaron los relatos del último Concurso de Cuentos de En Perspectiva en un proyecto titulado Transformar cuentos en obras de teatro, una iniciativa de la maestra María Noelia Ceballos. Estas fueron algunas de las reacciones de la audiencia al conocer ese trabajo, en diálogo con la docente y los escolares.


Estoy escuchando esta hermosa historia de los niños de la escuela rural No. 56, próxima a Guichón, y no puedo evitar emocionarme. Muchas gracias por promover desde En Perspectiva todos esos contenidos culturales que de otra manera no llegarían a tanta y tanta gente. Un fuerte abrazo y a seguir adelante.

Javier Santin
Vía correo electrónico


¡Realmente meritorio y creativo el trabajo de la maestra de Guichón!

Me emociona, además, porque fui a una escuela rural y mi madre fue maestra rural toda su vida, y sé lo que se vive, desde todos los puntos de vista, en esa “convivencia” de maestro y alumno que se logra en esas escuelas rurales.

Felicitaciones a la maestra y sus alumnos.

A/P Esteban A. Carle
Vía correo electrónico


¡Qué emocionante fue lo ocurrido en la escuela con esos niños, pero sobre todo escuchar a esa maestra! Esos son los pequeños resultados q se ganan con amor y voluntad.

Estoy segura de que a muchos, como a mí, se les llenaron los ojos de lágrimas.

¡Gracias a todos, y especialmente a la maestra!

Lilian Sibilia
Vía correo electrónico


Me han hecho emocionar, y ahora tengo que dar la cara en mi oficina así, lacrimoso, con eso de la escuela y los cuentos con fantasmas.

¡Qué fantástico, sin palabras!

Leo Hekimian
Vía correo electrónico


¡¡¡MA-RA-VI-LLO-SO!!!

Cariños,

Martha Baldizán
Vía correo electrónico


El fenómeno que se desencadenó como consecuencia de los cuentos con fantasmas no hace otra cosa que motivar a seguir participando a aquellos que ya lo hemos intentado, con la misma humildad que cuenta la maestra, y debería invitar a más oyentes a participar.

Contó la maestra que en aquella zona no tienen «estímulos» para la lectura, y creo que, en la ciudad, la propia dinámica de la vida oprime esos estímulos que están al alcance de la mano.

La lectura y la escritura, sea cual sea su forma, siempre fueron y serán una forma de comunicación e inspiración entre semejantes.

Gracias por esta gran aventura.

Daniel Berretta
Vía correo electrónico


Como todo tiene que ver con todo, quiero hacerles saber que una de mis actividades es como técnico de la Sociedad de Fomento Rural Colonia Juan Gutiérrez (SFRCJG), donde está emplazada la Escuela 56, cuya maestra Noelia fue entrevistada por su iniciativa de trabajar con los gurises sobre los cuentos con fantasmas.

Mi vínculo con la SFRCJG es a través de un Proyecto de Fortalecimiento Institucional que se viene desarrollando desde hace tres años. Como imaginarán, para nosotros –y para mí en particular– todo esto es algo tan emocionante como esperanzador. Me pongo a disposición para ver de qué manera se puede seguir con esto.

Saludos y felicitaciones

Gustavo Garibotto
Vía correo electrónico


Me parece excelente la experiencia relatada y me fortalece la idea de la necesidad que tiene nuestro país de que los medios de comunicación se involucren en algo todavía un poco más urgente y probablemente más importante que el cultivar la sensibilidad de las personas a través de cuentos temáticos.

La necesidad a la que me refiero es la de trasmitir valores humanos.

Cuando niño, viví en el campo y cuando la tecnología pudo llegar a nuestro hogar y pudimos escuchar radio, recuerdo que había un espacio –pero no en qué radio– promovido por RAUSA que se llamaba Las buenas noticias de RAUSA. No tenemos por qué recordar otros temas alrededor de esa empresa agroindustrial, como por ejemplo la CHA, la Comisión Honoraria del Azúcar que fijaba el precio del azúcar a partir de los costos de la que en ese entonces era monopólica productora de azúcar.

“Las buenas noticias de RAUSA” nos ponían en conocimiento de actos y hechos reales que acaecían en nuestro país y que constituían ejemplos relevantes del correcto proceder de personas de cualquier clase social y de cualquier región del país.

Valores como la solidaridad, la generosidad, la honestidad, el respeto al prójimo y muchos más aparecían con carne y hueso y no era necesario ponerles nombre y apellido.

Sólo eran buenas noticias… Nadie se refería a la trasmisión de valores, solamente se trasmitían recogiendo de la realidad cotidiana aquello que –en aquellos tiempos– valía la pena difundir. Lamentablemente, todo tiempo pasado fue mejor… por lo menos en lo que atañe a la conducta humana.

Hoy día, con las posibilidades que tienen los medios de comunicación, lo que se trasmite con relación a la conducta humana, y es porque rinde puntos de rating, es el delito, el crimen, la bajeza moral la ingratitud… en fin, las malas noticias.

Qué bueno sería que las Cámaras de Anunciantes y los medios de comunicación recordaran que hubo “Las buenas noticias de RAUSA” y que nada impide que no vuelva a haberlas.

Qué bueno sería además que el Estado obligara a los medios de comunicación a dedicar dos minutos por día a reflexionar con respecto a las conductas de la gente, tanto las que encuadrarían en las buenas noticias como aquellas que pertenecerían al tacho de las malas.

En fin,… soñar no cuesta nada y escribir los sueños tampoco, por lo menos en este medio.

Diego Nelson Sosa Maipaicena
Vía Facebook


Excelente editorial, como siempre, pero esta vez conmovedor. Orgullosa de ver que aún existen maestros que quieren motivar a nuestros niños. Y con tan pocos recursos pero con amor e imaginación cuántas cosas podemos lograr.

Creo que sí, En Perspectiva debería ir a la escuela y tal vez así motivar a otros maestros a seguir estos caminos. La vida rural es dura y, para que desde la capital se interesen por sus actividades, solo un programa como el de ustedes es capaz de valorarlo.

Felicito a la maestra por la idea, a los niños por el entusiasmo y al programa por difundirlo

Cristina Verdaguer
Vía Facebook


Coincido con los comentarios de la Sra. Cristina Verdaguer y el Sr. Diego Nelson Sosa.

También con los sentimientos que transmite la visceral nota del Sr. Cotelo.

Juan Luzuriaga
Vía Facebook


Lanzando semillas al viento no se sabe dónde y cómo germinarán, las bonitas sorpresas de que entre tanto páramo de cemento indiferente –esos sordos que abruman y solo oyen sus propios gritos– aparecen jardines fértiles, nuevos e inquietos, inventado primaveras.

Los fantasmas entusiasman… La Comunicación –así, con mayúscula– provoca a las almas, da vuelo a las neuronas, nos humaniza por el costado bueno.

Cada vida tiene su relato, cada una es un cuento…

¡Salud, En Perspectiva!

Juan Torres
Vía Facebook


¡¡¡Excelente!!! Te tomo la palabra: vayamos a la escuelita para ver la obra de teatro, pero llevando libros de regalo para todos y luego (o antes), entre todos los oyentes debemos hacer una colecta para traerlos a Montevideo a conocer la ciudad, ir al teatro, al Sodre y a las playas, porque con toda seguridad no conocen el mar. Escuchemos qué nos recomienda Rosario que sabe de turismo.

Mabel Moreno
Vía Facebook


Emociona la experiencia compartida. Estamos descubriendo nuevas vetas de la radio en el siglo XXI, nuevas formas de relacionarnos y avanzar. ¡Gracias, En Perspectiva!

Susana Gargano
Vía Facebook


Concurríi a la escuela rural número 16 en Cuchilla de Rocha, en la zona rural de Sauce, Canelones. Sé perfectamente de lo que habla Noelia. La felicito y la admiro.

Para ejercer la profesión de maestra en el medio rural se necesita mucha, muchísima vocación, y muchísima pasión.

Gracias por esta exquisita editorial, quiero a esos seis gurises y a Noelia en Montevideo, en tus estudios de radio, para a través de los micrófonos conocer mucho más de ellos.

Quiero muchas “Noelia” en las escuelas.

Lilián Chiappella
Vía Facebook


Notas relacionadas:
Alumnos de escuela rural aprenden con los “cuentos con fantasmas” de En Perspectiva

En Primera Persona: Cuentos Breves: De los oyentes a La Mesa, a una escuela rural y a…

Concurso de cuentos: Cuentos con fantasmas: Los ganadores del mes de mayo para leer y escuchar


¿Cómo te comunicas con En Perspectiva?

> Por SMS: 55511
> Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

Escribir Comentario: