Galgo

Por Ricardo Soca ///

Se cree que las diferentes variedades de galgos constituyen la raza canina más antigua de la Tierra. Sus antepasados cuidaron las tumbas de los faraones y son mencionados en la Biblia, en el libro de Salomón.

Son originarios de Afganistán, de donde fueron llevados en algún momento por los celtas hacia la Bretaña, a ambos lados del canal de la Mancha, y allí desarrollaron características diferenciadas.

En tiempos de los romanos, la cría de galgos alcanzó un desarrollo excepcional, por lo que los latinos llamaron a esta raza canis gallicus ‘perro de la Galia’, por lo menos desde los tiempos de Ovidio. Con la llegada del canis gallicus a España, donde se desarrolló una variedad específica, el nombre de la raza cambió primero a galgus y, finalmente, a galgo.

En textos de 1073 se llama galgo leporario al que persigue liebres, expresión que derivó posteriormente a lebrel.

***

Lengua curiosa, el blog de Ricardo Soca en EnPerspectiva.net, actualiza los martes con los secretos que albergan las palabras en su significado. El primer martes de cada mes incluye también una de sus Grageas de lenguaje.

En Perspectiva no necesariamente comparte los puntos de vista expresados por los columnistas, blogueros y colaboradores, que son responsabilidad exclusiva de los autores

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

Escribir Comentario: