«Más allá de la regulación laboral en Brasil, tenemos que pensar en cambios a la uruguaya”, dice el economista Ignacio Munyo, que advierte sobre desafíos que trae la robotización

La flexibilización de las relaciones laborales impulsada por el gobierno de Michel Temer en Brasil ha generado varias repercusiones en Uruguay. Se alzaron diversas voces críticas y el gobierno anunció que llevará el tema al Mercosur porque estarían en juego los compromisos socio-laborales del bloque.

Pero, al mismo tiempo, la Cámara de Industrias y otros actores comenzaron a plantear que el futuro del trabajo, entre otras cosas por la revolución tecnológica, requerirá de cambios en la legislación. ¿Puede que algunos de esos cambios inevitables de las relaciones laborales se encuentren en el espíritu de la reforma aprobada en Brasil? ¿Qué desafíos enfrenta el trabajo en Uruguay? Esta mañana en la entrevista central dialogamos con el Economista Ignacio Munyo, director del Centro de Economía, Sociedad y Empresas de la Escuela de Negocios de la Universidad de Montevideo.

Transcripción completa de la entrevista con Ignacio Munyo, doctor en Economía

La reforma laboral aprobada en Brasil a instancias del gobierno de Michel Temer viene generando controversia en el Uruguay.

Así hablaba, por ejemplo, el ministro de Trabajo, Ernesto Murro, cuando lo entrevisté la semana pasada en Telemundo:

(Audio Ernesto Murro)
Si vale más un acuerdo individual entre un empleado y un patrón, que una ley o que un convenio, retrocedimos dos o tres siglos, y eso no será solo para los brasileños.
(Fin de audio)

Mientras que desde el PIT-CNT se tildó la reforma brasileña de “jurásica”, el presidente de la Cámara de Industrias, Washington Corallo, dijo que la gremial va a estudiarla para evaluar si existen en ella aspectos que puedan aplicarse en Uruguay.

Mezcladas en este debate aparecen las transformaciones que se vienen en el mundo de trabajo, entre otras cosas por la revolución tecnológica, y los cambios que ese fenómeno demandará en cuanto a las relaciones laborales.

A partir de todos estos factores vamos a retomar el tema en los próximos minutos, con el Economista Ignacio Munyo, que viene investigando y disertando desde hace tiempo sobre el futuro del trabajo, la robotización, la legislación y la educación.

Transcripción completa de la entrevista con Ignacio Munyo, doctor en Economía

Notas relacionadas
Reforma laboral en Brasil: hay una corriente “flexibilizadora” y “antisindical”, ante la cual Uruguay “debe estar atento”, dice catedrático Juan Raso

Reforma laboral en Brasil: “No es un tema exclusivamente económico, por eso Uruguay podría concurrir a organismos internacionales como la OIT”, dice subsecretario de Trabajo

Ernesto Murro: “Queremos acuerdos comerciales en el mundo con cláusulas laborales, no cualquier cosa”

Documentos relacionados
Robotización por sector

¿Y por casa cómo andamos?, por Ignacio Munyo

La agenda pendiente, por Ignacio Munyo

¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

4 Comentarios - Escribir un comentario

  1. Si fuera este señor no usaría «a la uruguaya» como calificativo marquetinero.
    Me trae a recuerdo dos «soluciones a la uruguaya» como fueron la ley de encubrimiento y la reforma de la seguridad social. Y un escalofrío me corre por la espalda…

    Reply
  2. La perspectiva del futuro que tiene el Dr. Ignacio Munyo debe tomarse en cuenta. Aunque no nos guste. Para ese futuro que se viene, se debe procesar un cambio en la Enseñanza. Particularmente en Secundaria; que debe orientarse más que ahora al mundo del trabajo. Se debe reorientar la enseñanza superior. No me convence tanto la flexibilización, porque en la realidad se imponen las patronales. La negociación individuo-empresa es en la práctica más una decisión patronal que una decisión conjunta. Finalmente debe hacerse un Estado más eficiente del actual.

    Reply
  3. Este, Ignacio Munyo, es integrante de «La Escuelas de las Américas» versión siglo XXI, asalariado del grupo Atlas Network para defender el neoliberalismo al bajo precio de la tergiversación, vendiendo la idea qué hay que privatizar hasta los baños públicos porque la privatización es la única salida para una sociedad justa. Cadal es una filial del think tank Atlas Network sustentados por los hermanos Koch, y que vienen funcionando en América del Sur desde 1985 bajo el comando del argentino Alejandro Chafuen. Las medidas aprobadas en el Brasil son medidas que ellos apoyan y quieren implantar en el resto de América. Sería bueno que En Perspectiva informara a la audiencia lo que está por detrás del grupo Cadal y quién es Atlas Network para saber los antecedentes de estas organizaciones a no ser que En Perspectiva sea afiliada a ella o el brazo mediático de esa organización. Yo no tengo ningún problema de que se les de la oportunidad de expresar la opinión de Cadal, lo que si es importante es decir e informar lo que representa.

    Reply
  4. En base a todo lo que se ve, lo que he leído, y las opiniones de los expertos, entiendo perfectamente lo que dice Munyo , y la claridad de sus conceptos están muy acertados. No me interesa de donde venga, ni quién le pague el sueldo, como dice el comentario de arriba, simplemente veo que lo que dice está de acuerdo a la realidad a la que camina el mundo. Si no lo quieren ver algunas personas, tendrán que seguir arreglando «primus» (aparato que se utilizaba para calentar, en base a querosene y se prendía con alcohol), fabricando bolsas de arpillera, carteras para los escolares, tapitas para las botellas de coca cola, y algunas cosas más del mismo sentido. No hay que enterrar la cabeza para no ver la realidad, ni echarla la culpa al «imperialismo yanqui», al «neoliberalismo», al «comunismo», o al «demonio» que quieran inventar. Ya hay muchos que estamos hartos de lo que dice Maduro y muchos más que aún lo siguen, que inventan «demonios» para explicar su inoperancia, su corruptela, su incapacidad, su egoísmo, su no darse cuenta que el mundo avanza y hay que adaptarse, sin culpar a los demás de esos cambios, sino siendo parte de los mismos y haciendo cosas POSITIVAS en ese sentido.

    Reply

Escribir Comentario: