Día Internacional de la Mujer, conmemoración y no festejo

Desde la audiencia, numerosos mensajes enfatizaron en el carácter reivindicativo del  8 de marzo, pese a su desnaturalización como fecha comercial. También hubo cuestionamientos a los reclamos levantados cada año en este día, y al feminismo en sí.


El 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, conmemora, no celebra el hecho de ser mujer; no quiere “felicitar” a las mujeres por ser lindas, sumisas, inteligentes, luchadoras, buenas madres, buenas esposas o buenas hijas. El Día Internacional de la Mujer recuerda a las 140 mujeres trabajadoras muertas en el incendio de una fábrica en Nueva York, hecho que colocó en la agenda internacional los derechos de las mujeres trabajadoras.

El 8 de marzo es una fecha para evaluar la condición y posición de las mujeres en cada país. Para exigir que el Estado cumpla los compromisos internacionales con los derechos de las mujeres, para que rindan cuentas de los avances, retrocesos y retos en materia de equidad de género.

No te sumes a la frivolización del 8 de marzo enviando felicitaciones a las mujeres. Eso invisibiliza la desigualdad que viven millones de mujeres de la cual hay gobiernos que no quieren hablar, informar ni rendir cuentas. No seas cómplice de ello. Este 8 de marzo no regales flores, ni chocolates ni felicitaciones.  Difunde los derechos humanos, cuestiona y apoya a los movimientos de mujeres y feministas.

Silvana Hernández
Vía correo electrónico


Como dijo Romina, un día de reflexión y toma de consciencia. Me defino feminista y participaré de la marcha.

Uri
Vía W-App


Hoy es para mí un día de reflexión profunda. Miro cómo se han realizado avances en nuestro país a nivel de políticas de estado que me cuestionan como mujer, como integrante de la sociedad en que nos pasa a mujeres y hombres en esta interrelación donde ceo que debemos realizar cambios en la vida cotidiana, en los vínculos hombre-mujer. Por eso me defino como feminista en búsqueda de la equidad construyendo junto con los hombres nuevas formas de ser y vivir para ser más felices!

Beatriz Cuadro
Vía W-App


El 8 de marzo es una de las fechas más importantes del año y –quizás– de las menos comprendidas a pesar de lo multitudinaria de su conmemoración.

A este día internacional de la mujer de 2019 llegamos con el cuerpo todavía tibio de Roxana, la tercera víctima de femicidio del año. La mató este martes su marido, de quien Roxana había finalmente logrado separarse hacía unos meses.

Pero Roxana empezó a morir mucho antes.

Empezó a morir en febrero cuando hizo por segunda vez la denuncia contra él por amenazas de muerte y por violar la prohibición de acercársele. Pero la justicia –la jueza, mujer ella– se limitó a sólo reiterar la incumplida medida cautelar de un mes atrás..

Así que Roxana empezó a morir mucho antes.

Empezó a morir en enero, cuando hizo la primera denuncia contra su marido por amenazas de muerte. Pero la justicia no le puso tobillera electrónica, sólo dictó medidas cautelares para que no se le acercara.

Así que Roxana empezó a morir mucho antes.

Tal vez empezó a morir años atrás por convivir con un marido al que amaba pero en una relación tóxica, de esas que no te dejan ver claro y que, además, era consentida por todos porque “son cosas de la pareja”.

Así que Roxana empezó a morir mucho antes.

Empezó a morir cuando resultó natural que ella, con 14 años de edad, empezara una relación afectiva con un hombre de 24 años que, a la postre, fue su marido, el padre de sus dos hijas y, finalmente, su homicida.

Así que Roxana empezó a morir mucho antes.

Empezó a morir cada vez que alguien repitíó tontamente: “No me hables de esa pavada del patriarcado que inventaron las feminazis”

Así es que la muerte de Roxana empezó a tejerse desde muy atrás. Muchas veces, incluso, con la leche templada y en cada canción.

Y todos sabemos que vendrán muchas más Roxanas que, aun vivas hoy, ya empezaron a morir. Pero igual, no hablen de esa pavada del patriarcado…

Gustavo Garibotto
Vía correo electrónico


¿Lucha y batalla? La violencia trae más violencia.

Feliz día a todas nosotras las mujeres. Disfruten el día, y eduquen a cada mujer o niña que tengan cerca.

Anita
Vía W-App


Los crímenes hacia la mujer aumentaron mucho en los últimos tiempos, justo cuando comenzaron todas estas movidas. ¿Será que puede pasar lo mismo que con el suicidio, cuanto más hablamos del tema más suicidios ocurren?

¿Se estará manejando bien este asunto de manera que de verdad el manejo sea útil para el combate del flagelo?

Gustavo
Vía W-App


No voy a la marcha. En días como hoy, no puedo dejar de pensar en mujeres que entierran hijos. Conozco varias, o mamás de hijos desaparecidos. Ellas me conmueven, se llevan mi admiración, y mi apoyo incondicional. Hoy nos acercamos desde el respeto, y la tolerancia.

Patricia
Vía W-App


Tuve una madre que desde niño me pedía hacer cosas del hogar, cocinar cuando ella no podía; escuché hacer comentarios de vecinas y familiares según quienes “me hacían hacer cosas de mujeres”. Hoy agradezco lo que  me enseñó y vivo en igualdad con ellas y me lo hacen notar, la violencia surge desde la casa y las madres inconscientemente lo desarrollan, educar en igualdad a los hijos y mismos derechos independiente del género.

Rafael
Vía W-App


Hoy no es un día feliz, y no lo será mientras no se consiga que seamos consideradas en términos de igualdad. No soy feminista (término que me suena igual que machista); soy ante todo igualitarista

Ana de Lagomar
Vía W-App


Felicidades a todas las mujeres por ser dueñas del privilegio único e intransferible de poder ser madres y pilares de la familia.

Ñora
Vía W-App


Todo muy bien con las opiniones de los oyentes, pero quisiera resaltar el hecho histórico que generó el 8 de Marzo y conmemorar con memoria de lucha a esas mujeres quemadas vivas por reclamar sus derechos

Palmi
Vía W-App


Feliz día a todas las mujeres. Espero que estemos avanzando hacia un lugar en que las personas no encuentren paredes, techos o frenos por razón de su género.

Martín
Vía W-App


“Brindemos por las locas, por las inadaptadas
por las rebeldes, por las alborotadoras,
por las que no encajan,
por las que ven las cosas de una manera diferente.
No les gustan las reglas y no respetan el status-quo.
Las puedes citar, no estar de acuerdo con ellas,
glorificarlas o vilipendiarlas.
Pero lo que no puedes hacer es ignorarlas.
Porque cambian las cosas.
Empujan adelante la raza humana.
Mientras algunos las vean como locas,
nosotras vemos el genio.
Porque las mujeres que se creen tan locas como para pensar que pueden
cambiar el mundo son las que lo hacen”.

¡Feliz, día mujer!

Jack Kerouac

Mónica de Mercedes
Vía W-app


Reflexionemos e intentemos ser un poquito más hombres y un poco menos machos.

Ruben
Vía W-app


8M, fecha resaltada. Hoy en especial toca que nosotros pongamos oído, oído atento. Las mujeres tienen mucho que decir y nosotros tenemos mucho por entender; también yo, seguro. Que hablen las mujeres.

Juan, Reus
Vía W-app


Difícil poner en pocas palabras lo que pienso y siento hoy. Lo resumo en ¡Feliz día a las mujeres, codo a codo con los hombres!

Mónica
Vía W-app


Más allá de los macaneos de algunas proclamas, el feminismo logrará sus objetivos cuando se luche junto a los hombres, no contra ellos. Mientras tanto, sólo habrá declaraciones políticamente correctas que desvían la mira del enemigo real.

Jorge
Vía W-App


La Profesora Ofelia Machado Bonet escribió varios libros sobre feminismo, que podemos encontrar en las bibliotecas públicas.  Cuando hablaba en foros académicos, algunas universitarias le reprochaban su feminismo, sin darse cuenta de que a mujeres como ella le debían el haber tenido acceso a la universidad. En esa negación siguen muchos y muchas.

Dalila Milicua, del Consejo Nacional de Mujeres fundado por Paulina Luisi
Vía correo electrónico


Las inequidades entre mujeres y hombres son emergentes de  prácticas aprendidas y activadas durante años. Es deseable encontrar estrategias para cambiar esta realidad, adecuadas en valores, en todas las edades (por ejemplo, respeto por la libertad de opciones, en hombres y mujeres, equidad en todos los aspectos, etc.). Lo que activamos, también las formas (racionales, no agresivas, etc.) con las que pretendemos el cambio, se integran y modelan biológicamente nuestros cerebros. Tenemos esta responsabilidad. ¡Nos encontramos luego en la marcha!

Martha
Vía correo electrónico


Buenos días a todas las mujeres que día a día trabajamos para un mundo mejor.  Y si todos los hombres fueran machos no habría violencia de género. Ningún animal macho violenta a sus hembras.

Margarita
Vía W-App


Para mí, la lucha por igualdad se consigue siendo desigual: apostando al conocimiento, a la creatividad, al sentir que es mejor ser mejores.

No siempre se logra y ahí está el desafío. Seguir adelante con nuestra femineidad.

Margarita de Rivera
Vía W-App


En este aquí y ahora, las luchas feministas nos interpelan y señalan que hay otros modelos de convivencia posibles, de respeto a los derechos y libertades de todas las personas. No nos podemos dar el lujo de temer al feminismo. No simplifiquemos lo que es complejo y diverso. No se juega un clásico. Se celebran conquistas, se lloran muertes, se proyectan sueños de equidad.

Aracely, La Teja
Vía W-App


“Luchar” me parece un poco violento. “Educación”, diría yo. Debemos enseñar a todas las niñas y mujeres a hacerse valer, hacerse respetar, a que cada una merece lo mejor, a que nada ni nadie puede faltarle el  respeto, que lo más importante es quererse una misma para que los demás también la quieran, a respetarse una misma para que la respeten, porque todas somos valiosas e importantes.

¿Lucha y batalla? La violencia trae más violencia. Feliz día a todas nosotras las mujeres. Disfruten el día, y eduquen a cada mujer o niña que tengan cerca.

Anita
Vía W-App


La politización del feminismo tiene como contracara el que el antifeminismo es de derechas. El ejemplo más claro es EEUU, donde todo el igualamiento en las cámaras de senadores y representantes ha venido por el lado del Partido Demócrata, y toda la reacción viene de la derecha hiper–capitalista y nativista.

¿Saben cuándo votaron las mujeres de Suiza por primera vez en una elección general? En 1961.  No somos la Suiza de América. En ese aspecto, somos mejores.

Eduardo, desde Chicago
Vía correo electrónico


Me desperté esta mañana escuchando la pregunta: ¿Por qué hoy un paro en el Día de la Mujer? A la pregunta, contesto con otra pregunta: ¿Por qué un paro el 1° de mayo, en el Día de los Trabajadores?

Mi contestación es sencilla: porque debemos recordar el 8 de marzo, como el 1° de mayo, desde una doble perspectiva: un homenaje y un recordatorio. Un homenaje a la mujer, porque la historia de la mujer y las relaciones laborales muestra competencias, corajes, desafíos que son extraordinarios. Me gusta decir que un hombre adulto que pierde su trabajo se abandona, muchas veces cae en el alcohol; la mujer siempre sale en búsqueda de estrategias de sobrevivencia, nunca se rinde.

Lo desarrollo aquí, en mi blog.

Juan Raso
Vía correo electrónico


¿Consideran a Indira Gandhi, Golda Meir, Margaret Thatcher, Ángela Merkel o Cristina Fernández, por citar algunos ejemplos de mujeres que ocuparon cargos de gobierno relevantes en distintas sociedades, como ejemplos de feminismo triunfante? Lo pregunto para entender el alcance del vocablo feminismo.

Osvaldo
Vía W-App


Apoyo la determinación por conquistar la igualdad y me parece que hay que seguir haciendo cosas por conquistar y reconquistar esa paridad. Pero ¿los movimientos feministas realmente pugnan por la igualdad, o solamente pugnan por equiparar cuando la mujer es la desfavorecida? ¿Los feministas intentamos igualar también cuando los hombres somos los desfavorecidos? ¿No estamos siendo un poco desiguales en nombre de la igualdad?

Pablo
Vía W-App


Todos debemos ser feministas, porque el feminismo es la aspiración a la igualdad de derechos, no otra cosa. Los hombres deben respaldar la lucha por el cambio, por sus hijas, madres, hermanas, parejas…

Magdalena de Malvín
Vía W-App


¡Salud, mujeres! Por más sororidad entre nosotras para seguir unidas en la reivindicación de igualdad de derechos y oportunidades. Por la erradicación de la violencia contra las mujeres. Por un mundo más justo y equitativo.

Susana
Vía W-App


No me considero en contra de las mujeres. Lo que no me gusta del feminismo son actitudes como apoyar el aborto, que es una forma muy brava de violencia y deja muchas secuelas en la humanidad.

Andrés de Trinidad
Vía W-App


Pero se sigue festejando la presencia de las mujeres en los diferentes grupos de carnaval , donde se muestra su cuerpo y se trata de vender con esto.

Gonzalo
Vía W-App


De verdad no me gusta la palabra, no es inclusiva: las feministas y los machistas. No es una palabra conciliadora.

Si pelean por la igualdad de derechos apoyo, pero soy mujer y no.me siento identificada con un montón de cosas que dicen en las proclamas.

Tizianna
Vía W-App


Buen día, en especial a las damas que hacen En Perspectiva. Dicho eso desde el espíritu, paso al asunto “lucha” por los derechos. Es lamentable que deba llamarse “lucha” a lo que debería ser disfrutado naturalmente, humano. Peor aún, soportar violencias extremas, tanto como la muerte.

No he escuchado ni leído que alguien lo vea desde el punto, ¿porque ocurre en mucho del mundo? Porque no es cosa que ocurra solo en Uruguay: recién lo vi tratado en prensa de dominicana.

También en el mundo han ganado espacio los juegos violentos, tomados como “deportes”, incluso practicados por mujeres. Me desagradan practicados por ambos sexos, pero entre mujeres más.

Se repite por muchos que lo de educar es fundamental. En los cumpleaños infantiles hizo moda tener juegos, entre ellos la “cama elástica” cercada por una red. Siempre vi que solo se saltaba, pero ahora vi a niños de 4, 5, 6 años, “jugar” a golpearse y derribarse, emulando a los luchadores que se ven en la televisión, encerrados entre tejidos y alentados a darse golpes por el público.  Será o no “teatro”, pero lo que se ve, se ve.

Ramón Manancero
Vía correo electrónico


Este 8 de Marzo, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, paramos y nos encontramos otra vez en la calle, uniendo nuestras fuerzas como mujeres del pueblo.

Recordamos a todas las obreras luchadoras, a las costureras huelguistas de 1857, a las reprimidas y calcinadas en 1911, y remarcamos que al calor de estas luchas se forjó esta fecha, quedando proclamada con la fundamentación de la revolucionaria Clara Zetkin en la 2da Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas. También recordamos a las mujeres que un 8 de marzo de 1917 en Petrogrado salieron a la calle dando comienzo a la Revolución de Febrero. Aunque la ONU quiso vaciar el contenido alusivo a la clase trabajadora llamándole “Día Internacional de la Mujer”, sabemos que este es su origen histórico.

Las mujeres somos doblemente oprimidas en este sistema capitalista–imperialista que desarrolla relaciones sociales patriarcales: explotadas por formar parte de la clase trabajadora y oprimidas por ser mujeres. Pertenecemos a la clase trabajadora no solo las que vendemos nuestra fuerza de trabajo a cambio de un salario, sino también las que trabajamos de forma no remunerada en el hogar, lo que equivale al 23% del PBI en nuestro país. Pero además de sufrir la opresión inherente a la clase, somos oprimidas por nacer, vivir y morir mujeres, nos hacemos cargo de los cuidados y las tareas “domésticas” y sufrimos violencia por el hecho de ser mujeres. Por eso defendemos la necesidad de espacios específicos de mujeres y debatimos con otras corrientes que de una forma u otra finalmente la niegan.

Hay quienes, bajo una falsa dicotomía entre opresión de la clase trabajadora y opresión de las mujeres por ser mujeres, niegan la especificidad de nuestra lucha, perpetuando el protagonismo de los hombres.

Luchamos con compañeros por la liberación del pueblo, sin esta no será posible nuestra emancipación definitiva, compartiendo espacios varios de militancia. Pero a su vez, nos organizamos entre nosotras y desarrollamos nuestra lucha específica, indispensable para la transformación social.

Por otra parte, algunas tendencias cuando hablan del 8M, Día Internacional de la Mujer Trabajadora, en ese nombre incluyen a otras identidades oprimidas. Esto nos invisibiliza como sujeto político de nuestra lucha y tampoco aborda a fondo la opresión de otras identidades. Los movimientos sociales tenemos el mismo enemigo, con el movimiento de la diversidad particularmente nos enfrentamos al patriarcado, y debemos unificar las luchas. Ahora bien, cada opresión es diferente y cada movimiento va generando espacios de abordaje de su problemática específica. El 8M es una de las fechas que se abocan a la lucha por nuestra liberación específica como mujeres, como mayoría oprimida.

En Uruguay el responsable concreto de la violencia que sufrimos las mujeres es este gobierno pseudo progresista, continuista de la derecha tradicional, que no brinda soluciones reales. Este gobierno no nos la ha hecho fácil. Ha vulnerado nuestros derechos en lugar de proporcionarlos. En 2018 hubo 39 feminicidios, una mujer asesinada por ser mujer por semana, y en 2019 ya van 3, además de las que están sufriendo violencia a manos de un hombre en este momento. Denunciamos el escarnio que padecen las mujeres al denunciar al agresor (una gran cantidad de hombres que cometieron feminicidios habían sido denunciados, no hay una correcta atención a las crecientes denuncias por violencia hacia la mujer que se reciben todos los días), la falta de perspectiva de género del Poder Judicial, el fracaso de las tobilleras, la falla de las perimetrales, la estigmatización que conlleva tener policías de custodia, la inexistencia de casas de amparo estatales, públicas y gratuitas para la mujer violentada y sus hijxs, y la falta de respaldo psicológico, económico y legal.

A fines de 2017 se aprobó la Ley contra la violencia hacia las mujeres ¡sin presupuesto! Parecería una broma, pero no, es producto de la política de ajuste y recorte del gobierno. Esto refleja su carácter demagógico, que, como antesala a la campaña electoral, quiere tapar el ojo con la supuesta “agenda de derechos”. ¡Exigimos presupuesto para que ninguna mujer más nos falte, que prioricen nuestras vidas frente a seguir enriqueciendo a las clases dominantes y al imperialismo!

La demagogia del gobierno también se denota en la Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo. Esta Ley dista del proyecto original del movimiento de mujeres que fue vetado por Vázquez en 2007, puesto que no garantiza el aborto libre y seguro, solo lo despenaliza en determinados casos, es una ley restrictiva y nos criminaliza e infantiliza. ¡Seguimos exigiendo poder decidir libremente sobre nuestros cuerpos!

Además, las mujeres somos mercantilizadas siendo sometidas a las redes de trata y explotación sexual de la que el gobierno es cómplice y responsable. A diario desaparecen mujeres, sobre todo niñas y adolescentes, por esta causa. Muchas mujeres, con una realidad socioeconómica muy difícil, bajo el mito de la libre elección, somos arrastradas a la marginalidad y a la prostitución y eso, lejos de implicar el desarrollo de nuestra libertad para decidir, es coartar nuestros derechos de tener una vida, salud y trabajo dignos para que nosotras y nuestros/as hijos/as podamos vivir, no solo sobrevivir. Es así que la prostitución implica la demanda de un consumidor que paga para violar a una “mujer–objeto” que a su vez carga con una gran estigmatización social. Encima, megaproyectos como UPM2 generan un aumento de la explotación sexual.

Todos los días mujeres sufrimos acoso, abuso sexual y violaciones, pero no nos callamos. Decimos que ¡no tendrán nunca más la comodidad de nuestro silencio!

Asimismo, es violencia que la canasta básica familiar sea de más de 80 mil pesos, la suba de tarifas, del boleto, mientras que el Salario Mínimo Nacional es de 15 mil, y luego de una vida de trabajo, las jubilaciones son la mayoría menores a 12 mil pesos. A esto se suma que las mujeres cobramos un 30% menos que los hombres en ciertos trabajos del sector privado y un 20% menos en el sector público. Es violento que se nos rebaje el salario para mantener nuestra fuente laboral. El acceso a la fuente de trabajo es desigual, usándose criterios sexistas al contratar. Crece el desempleo con el cierre de empresas y las mujeres somos las primeras en ser despedidas. Somos precarizadas y tercerizadas.

Es violencia que no tengamos acceso a la alimentación, la vivienda, la educación y la salud de calidad, el escaso presupuesto que se destina a todo esto y las privatizaciones que avanzan.

Este gobierno también ha concentrado y extranjerizado la tierra, ha profundizado la contaminación de nuestros bienes comunes con monocultivos y megaproyectos. Recientemente aprobó la Ley de Riego que privatiza y contamina el agua. Se vulnera nuestra soberanía alimentaria.

Además, nos es difícil acceder al estudio porque en la “agenda de derechos” del gobierno tampoco hay lugar para un presupuesto digno para la Educación Pública, negándole el 6% del PBI a ANEP–UdelaR. En lugares de trabajo, estudio y barrios no existen protocolos de actuación frente a la violencia con el debido presupuesto y las herramientas necesarias.

Nos violenta no tener las mismas oportunidades que los hombres para participar en ámbitos sociales, sindicales y políticos.

Y además hay que sumar las problemáticas de las compañeras racializadas, de todas las nacionalidades, que también sufren la precarización, la marginalidad y las dificultades para encontrar trabajos solamente por su color de piel.

Es necesario consolidar un gran movimiento de mujeres para que cada vez seamos más tomando las calles y en la lucha, porque todo lo que hemos conquistado ha sido con lucha.

REIVINDICAMOS:

– Los feminicidios son evitables y este gobierno es responsable. Presupuesto para la Ley contra la Violencia hacia las Mujeres.

– Educación sexual para decidir; anticoncepción para no abortar; aborto legal, gratuito, seguro y sin restricciones para no sufrir ni morir.

– No a la trata y explotación sexual, queremos saber dónde están nuestras gurisas.

– No al tarifazo y la carestía. Salarios y jubilaciones de media canasta básica. A igual trabajo, igual salario.

– No más pérdida de fuentes laborales. Condiciones laborales dignas.

– Valoración del trabajo en el hogar impago.

– Guarderías y salas de lactancia en barrios, lugares de trabajo y estudio. Licencia maternal y paternal de 6 meses.

–  Protocolos de actuación frente a la violencia.

– Presupuesto acorde a las necesidades populares.

– Tierra para vivir y trabajar. Fuera UPM2. No a la Ley de Riego.

– Basta de violencia hacia las mujeres en todas sus formas.

– Solidaridad con las mujeres que luchan en el mundo.

¡Viva la fuerza incontenible de la mujer que se decide a luchar!

Taller por la Liberación de la Mujer “Célica Gómez”
Vía correo electrónico


Retiro las felicitaciones para quienes piensen como el panfleto. Discrepo totalmente con mantener el discurso en base a un hecho de hace 108 años. Las cosas acá han cambiado y seguirán cambiando si enseñamos a nuestros hijos no con palabras sino con el ejemplo. Compartiendo en casa tareas y responsabilidades, dándoles a nuestras hijas las mismas chances y confianza que les damos a nuestros hijos. Nada o poco se va a lograr con eslóganes que la mayoría de las veces se centran en dividir en lugar de sumar. Creo que los formados como machistas ya no tienen vuelta, salvo tal vez con terapias personales. Vamos por un cambio desde abajo, de la raíz, que asegurará la igualdad.

Daniel, Fray Bentos
Vía W-App


Los fanatismos desnaturalizan un diálogo productivo. Escuchando a las panelistas parece que vivimos en la inquisición. Genera rechazo natural. Y la ley de. Violencia de género es una muestra de fanatismo que arrasa con los derechos de los hombres

Reivindico la igualdad de oportunidades no la igualdad porque somos distintos.

Enrique
Vía W-App


El techo es el Universo, el toldo lo ponemos nosotras. Felicidades para todos sin ningún tipo de discriminación, menos aún la llamada “positiva”.

María Luisa
Vía W-App


Ha sido un programa excelente y quiero decir, desde Colombia, que estamos creando redes de profesores universitarios, redes de jóvenes contra el acoso, redes de mujeres trabajadoras que resisten la violencia y exigimos justicia y el derecho a vivir en paz.

Eucaris Olaya desde Colombia
Vía W-App


Nota para Juan, pensando en Foucault: Quizás el capitalismo introduce el feminismo en la agenda política, pero también el capitalismo sometió el cuerpo de la mujer como pocas sociedades antes.

Andrés
Vía W-App


Hablar de capitalismo, antifascismo, aborto, LGBT y mezclar todo no hace que todos nos sintamos feministas… ¿Un capitalista, de derecha, hetero , hombre y blanco no puede ser feminista? No lo hacen fácil.

Gustavo
Vía W-App


Además de todo… ¿en el “socialismo real” no había machismo?

Marcelo
Vía W-App


Sin dudas el fenómeno patriarcal es anterior al surgimiento del capitalismo. Pero plantear que el capitalismo está eximido de continuar con las aberraciones del machismo es un profundo error histórico y conceptual. Es más, tampoco las experiencias del “socialismo real” dejaron de lado la cuestión patriarcal.

Álvaro
Vía W-App


Si las feministas no fueran tan agresivas, masculinizándose, y fueran más femeninas, lograrían mejores resultados.

Alicia
Vía W-App


Iguales en derechos y obligaciones. Distintos en cómo cada quien ve el mundo. Por eso progresa la humanidad, hombres y mujeres, mujeres y hombres. Lo importante es el respeto y la admiración por virtudes de cada quien.

Carlos
Vía W-App


¿Educar en la familia? Si lo primero que odia el feminismo es la familia.

En segundo lugar, ¿una revolución anti- capitalista financiada por Soros, la ONU etc.? ¿Me lo explican?

Pablo
Vía W-App


Hoy, 8M, comienza la primera Rutas de América Femenina.

Juan
Vía W-App


De la misma manera que se acusa a muchos hombres de machistas, hay muchas mujeres que son demasiado feministas. De lo comentado por La Mesa, la igualdad de ingresos es justa pero la cuotificación es un error ya que no es igualdad, es imposición. No se basa en capacidad sino en oportunidad. Hombres y mujeres deben acceder por sus méritos y no por su sexo. También es bueno que hoy, en su día, las mujeres reconozcan que muchos hombres luchan codo a codo con ellas.

¿Uds. creen que todas las tareas del hogar las ha hecho la mujer? Error. Muchos hombres son del hogar, se están yendo a los extremos ustedes también.

Sergio del Prado
Vía W-App


A pesar de la liberación de la mujer hoy recibo más maltrato que años atrás. Lo que dice el hombre a la mujer en el tránsito o en cualquier espacio público es vergonzante. Siento que los hombres antes eran más educados y respetuosos.

María
Vía W-App


La explotación del hombre por el hombre sigue como desde su origen. ¿Tiene esto que ver con el sometimiento de la mujer desde que se sabe? ¿Los fuertes siempre explotaran a los débiles? ¿Cuándo evolucionaremos como especie?

Si seguimos así, que las mujeres no esperen nada de cambios en su trato y valoración.

Marcos
Vía W-App


Para la antropóloga Helen Fisher, el arado fue el invento que marcó el punto de inflexión en la participación de la mujer en la economía. Antes de la agricultura, la mujer tenía un papel fundamental, determinante, en la economía como recolectora que proveía del mayor porcentaje de alimento y educadora de los niños, y el hombre quedaba relegado a la cacería

Álvaro
Vía W-App


Notas relacionadas

Día Internacional de la Mujer: Tres mujeres y tres visiones sobre el feminismo

Día Internacional de la Mujer: Una jornada global por la equidad de género La Mesa, viernes 8 de marzo.

Colectivos feministas se preparan para la marcha por el Día de la Mujer La Mesa, jueves 7 de marzo

Sindicatos toman distintas posturas de paro para el Día de la Mujer La Mesa, miércoles 6 de marzo.

“Hay un problema de machismo en el movimiento sindical”, pero ese no es el motivo por el que se resolvió no parar 24 horas el 8 de marzo, según Abigail Puig


Cómo te comunicas con En Perspectiva?

Por SMS: 55511
Por correo electrónico: enperspectiva@enperspectiva.net

Las opiniones recibidas podrán ser editadas por extensión y claridad.


¿Hay errores en esta nota? Haz click aquí

Compartir

1 Comentario - Escribir un comentario

  1. Para mi el Día Internacional de la Mujer debería tener un caracter mas celebrativo que combativo, sobre todo si hablamos de las sociedades llamadas “occidentales” (judeocristianas) por oposición a las sociedades islámicas también llamadas “orientales”. Son muchos los avances que la mujer ha tenido en materia de derechos en este hemisferio en la segunda mitad del Siglo XX y lo que va del siglo actual. ¿Que faltan cosas por hacer? ¡Por supuesto! Pero eso no significa que el evento tenga que ser únicamente de protesta. Sería como si el Día del Niño, en vez hacer regalos a nuestros hijos y llevarlos a pasear, los sacáramos a manifestar por 18 de julio contra los curas pedófilos que abusan de ellos.

    Reply

Escribir Comentario